• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Alcalde de Copainalá, un mentiroso 

El mundo se le está viniendo encima al alcalde de Copainalá, el priista Javier Vázquez Castillejos, a quien la ciudadanía le reclama cumpla con los compromisos de campaña. En las últimas dos semanas, al presidente municipal acusado de pedir prestado para solventar su primera campaña en 2018 y no pagar –hay una demanda por ello-, las protestas están a la orden del día.  

Lo acusan de fingir reuniones en poblados, pero sólo es para promocionar su imagen. Hace una semana se hizo acompañar de dirigentes partidistas y alcaldes afines. El fin es empezar a buscar el contacto que engañe a los pobladores que aún creen en él para catapultarlo a una diputación local. 

El martes antepasado, un nutrido grupo de habitantes de la Ribera Nuevo Progreso echaban “pestes” por no haber sido recibido por Vázquez Castillejos, justo porque se le ocurrió irse a mostrar a sus invitados especiales una cancha que se había construido en un poblado cercano. 

Su clamor llegó hasta los oídos del edil, a quien su particular le dijo al oído que la población exigió que escuche a las comunidades para que conozca las diferentes necesidades que tienen cada una de ellas y no seguir haciendo políticas banales.  

“Nuestro presidente de plano sigue haciendo política, que ya se olvide, y se ponga a trabajar para nuestras comunidades, Javier no ha hecho nada para Nuevo Progreso, cuando estuvo en campaña dijo que beneficiaría nuestra Ribera, pero es un mentiroso”, denunció uno de los inconformes. 

El grupo requiere que se le atienda para redefinir los apoyos que el gobierno federal y estatal hace a través del programa Copladem. Cuentan algunos presentes en el evento público que sostenía el edil, que sólo se escogió de hombros y balbuceó: “que se esperen”.  

Este inicio de semana no fue una comunidad, no, fueron representantes de 16 localidades las que se organizaron e hicieron acto de presencia en la parte baja de palacio municipal. Al ver el alcalde que la situación estaba delicada por la firme convicción de que, si no los atendía, harían ejercer su derecho a como diera lugar, el presidente municipal los recibió. 

No tienen agua, luz eléctrica, sus caminos están para llorar, intransitables por las lluvias que se dejan caer en esta zona del estado. Un integrante de la Comisión que asistió al encuentro, dijo que la sentencia fue crucial: “o nos cumples con la construcción del sistema de agua potable o te venimos a sacar del pelo y te largas”. 

El rostro de Vázquez Castillejos cambiaba de color a cada rato, pues apenas había escuchado lo anterior, cuando otra voz se escuchó al fondo para reclamarle que ni radios de comunicación comunitarios tienen para seguridad de los habitantes ante cualquier hecho delictivo que se presente.   

Rubicel Reyes Juárez, uno de los dirigentes del grupo, recordó que desde hace 25 años se tiene abandonada la red de tubería, muchos tramos están picados y otros más se dañan por la temporada de lluvias, situación que al final impide que el líquido llegue a su destino final.  

Dentro de la reunión, el alcalde mostró disponibilidad para corresponder en los hechos a las demandas, pero el propio tesorero del Ayuntamiento ha dicho que “no hay dinero que alcance, los presupuestos ya fueron autorizados, sólo quedaría que se le asigne un recurso extraordinario, pero eso está muy difícil por la crisis económica que atraviesa el país a consecuencia del COVID”.  

La parte oficial, como siempre, ofreció disponibilidad y pidió paciencia para atender los requerimientos en un corto tiempo, pero sabe el alcalde que no podrá cumplir, otra vez, su promesa. Pasará, mínimo, un par de trienios para que se resuelva un problema que requiere la inversión de muchos millones de pesos. 

Lamentablemente, por la experiencia en que se conduce el alcalde “mentiroso”, dudamos que vaya a cumplir. Primero lo sacan de la silla municipal antes de que responda en los hechos. Si un sujeto que pide dinero y no paga –la denuncia en su contra está por más de 400 mil pesos-, no tendría por qué cumplir con la ciudadanía que le dio su voto. Lo que sí creemos que está haciendo, es ver el “manejo correcto” de las ministraciones, pero para su beneficio personal.   

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.