• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

El Machete”, el justiciero social al amparo de la ley

En el conflicto en Pantelhó, con la aparición el año pasado del grupo de autodefensas “El Machete”, la situación se enrarece en el escenario político y social del municipio. Y de paso, se ha demostrado la vulnerabilidad de los alcaldes, primero impuestos por el supuesto grupo familiar “Los Herrera”, que durante casi tres lustros gozó del poder, acuerpado por políticos sinvergüenzas que desde la capital controlaban todos los movimientos, y segundo, con el surgimiento del grupo armado que este fin de semana ocupó los reflectores para exigir justicia por la muerte de gente inocente.

Con las elecciones en 2021 quedó al descubierto la operatividad del grupo llamado “Los Herrera”, quienes tenían asolada la zona a base de crímenes e intimidación contra la población. También, producto de la inconformidad ciudadana, se descubrió, o por lo menos así lo dio a conocer “El Machete”, que los hermanos César y Olga Luz Espinosa Morales, militantes del Partido de la Revolución Democrática, controlaban las operaciones políticas y económicas.

Olga Luz, siendo diputada local y César, como presidente del casi desaparecido Sol Azteca, fueron acusados de jinetear e imponer a los presidentes municipales, y de controlar las licitaciones de obras y servicios. A la fecha, no hay autoridad que haya iniciado una investigación en contra de los hermanos. La primera está blindada debido a que logró colarse como diputada federal, y su hermano “anda desaparecido” de los escenarios públicos.

A la par, el ambiente continúa tenso debido a que familiares de 21 personas, supuestamente integrantes del grupo “Los Herrera”, denunciaron que fueron detenidos y exhibidos en el kiosco del parque central del municipio. Hasta hoy en día, a un año de distancia del suceso, las personas detenidas o secuestradas no aparecen ni vivas o muertas.

Su situación es toda una incógnita, porque “nadie sabe ni nadie supo” de su existencia, aunque hay videos donde aparecen amarrados de las manos y secundados por varios encapuchados, armados, del grupo El Machete, quien los habría detenido para hacerles pagar sus “fechorías”.

En este caso, ni la comisión de búsqueda conformado por familiares de los 21 desaparecidos, derechos humanos, así como elementos de la policía y guardia nacional, que llevaron a cabo recientemente la búsqueda en cerros y cuevas de Pantelhó y San Juan Cancuc, pudieron dar con los “secuestrados”.

Otros que salieron huyendo del municipio, producto de la sublevación armada de los indígenas, fueron Raquel Trujillo Morales, ex alcalde electo, que no alcanzó a tomar posesión, y su esposa, la exalcaldesa Delia Janeth Velasco Flores, quien fue desaforada por el Congreso, a semanas de concluir su mandato, aunque a la fecha no ha sido sometida a la mano de la justicia.

Ante esta serie de acontecimientos, la pregunta obligada es ¿dónde están, quién los tiene, están muertos o siguen vivos? Y como respuesta, El machete simplemente se deslinda cuando las evidencias los sindican.

Ahora bien, el llamado grupo de autodefensas lanza el sábado un video a través de las redes sociales para asegurar que sabe quiénes son los responsables del asesinato de dos personas, el 5 de agosto en San Cristóbal. Responsabiliza a la gente del grupo Los Herrera, y, además, advierte a los “motonetos”, que operan la delincuencia en el municipio de San Cristóbal, de tener cuidado con lo que hacen y de dar cabida a homicidas en su organización.

Como show mediático está muy bien, pero qué certeza tiene El Machete de que Los Herrera son los responsables de las agresiones violentas, sólo porqué ellos lo dicen ya se va a enjuiciar a equis o zeta persona. No, su proceder está al margen de la ley pues este grupo no rinde cuentas y su aparición en la vida pública no tiene nada que ver con la aplicación de la justicia por la vía institucional.

Al contrario, pese a que lo niegan, sobre su espalda se cargan la desaparición de las 21 personas. El que pagó los platos rotos es Pedro Cortés López, presidente del concejo municipal de Pantelhó, detenido por su presunta participación en la desaparición de dichas personas. La Fiscalía General del Estado ya dio cuenta de que en la desaparición forzada participaron los autodefensas.

Ante esta seria acusación que supuestamente la FGE debe perseguir de oficio, argumentó su aparición pública por el asesinato del ex director de la organización Las Abejas de Acteal, Simón Pedro Pérez, creando el grupo de “Autodefensas del Pueblo El Machete”, y con sus acciones, obligaron al Congreso del Estado a nombrar como presidente concejal a Alberto González Santis.

La descomposición social está al límite pues la violencia puede incrementar considerablemente, pues no hay que olvidar que por mucha razón que tengan para autodenominarse defensores del pueblo, ya se dieron cuenta que el poder los mantiene en las alturas, y poder ende, su funcionamiento como justiciero social no lo hace exime de que violan flagrantemente la ley.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.