• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

A codazos se hacen presentes migrantes en Chiapas

A estas alturas los migrantes parecen haber perdido todo respeto a las autoridades del estado mexicano y a punta de golpes se están abriendo paso con la finalidad de buscar llegar a la Ciudad de México, y después, buscar llegar a los Estados Unidos donde esperan que tengan una respuesta a sus demandas de asilo.

Alrededor de 600 migrantes de diferentes nacionalidades salieron este viernes pasado en caravana de Tapachula hacia la Ciudad de México, ante la falta de respuesta de las autoridades migratorias en la entrega de documentos para transitar hacia la frontera norte.

Dos horas después de haber iniciado la caminata, los extranjeros lograron atravesar a empujones, golpes y jaloneos un contingente de decenas de agentes de la Guardia Nacional, armados con escudos antimotines, a la altura del punto de revisión migratoria conocido como Viva México, en las afueras de Tapachula.

El operativo, encabezado por la delegada del Instituto Nacional de Migración (INM) en Chiapas, Paola López Rodas, ocasionó que se dividiera el contingente de extranjeros.

De acuerdo con activistas, los agentes de la Guardia Nacional y los migrantes se enfrentaron con palos y piedras, por lo que los uniformados rociaron gas lacrimógeno.

Dijeron que después del enfrentamiento, un grupo de extranjeros siguió caminando sobre la autopista costera, pero luego se dispersaron por caminos de terracería, mientras que otros ingresaron al poblado de Álvaro Obregón y se refugiaron en un templo.

El director del Centro de Dignificación Humana, Luis García Villagrán, uno de los organizadores del contingente, afirmó que los agentes actúan “con violencia”, al tiempo de lamentar que las autoridades no faciliten el diálogo con los migrantes que desde hace meses reclaman atención.

Los uniformados, apoyados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), no pudieron detener el grupo encabezado por hombres que entrelazaron sus brazos, empujaron el cerco policíaco y entre gritos y golpes pasaron.

El director del Centro de Dignificación Humana, Luis García Villagrán, dijo que la caravana denominada “viacrucis” migrante salió alrededor de las siete horas de Tapachula, fronteriza con Guatemala, ante la falta de respuesta o tardanza en la entrega, de documentos de regularización que han tramitado ante el INM y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

En entrevista agregó que “no hay atención, está cerrada la oficina de regulación, están tergiversando la ley, están haciendo que solamente a través de una forma pueda uno tener un estatus regular que es a través de Comar y eso es contrario a la ley”.

Un venezolano aseguró que las autoridades “nos tienen prácticamente presos, no nos dejan salir de este estado, ya que nosotros estamos aquí irregulares. Nos exigen sacar visa, refugio, pero nunca tenemos respuesta de nada. Hacemos papeleos y nunca nos atienden”.

Según García Villagrán, quien encabeza la caravana, el contingente, en el que viajan niños y mujeres, buscará avanzar hasta la Ciudad de México con el fin de que las autoridades migratorias atiendan la demanda de los inconformes, muchos de los cuales portan un amparo otorgado por jueces federales para no ser detenidos.

Recordó que las oficinas de regularización del INM, ubicadas en Tapachula, donde se concentra más de 70 por ciento de solicitudes de refugio de todo el país, suspendieron sus actividades el 18 de marzo, después que varios migrantes causaron destrozos en el inmueble, lo que obligó a cientos de extranjeros a trasladarse a las oficinas de Suchiate, limítrofe con Guatemala

Luego del enfrentamiento entre agentes de la Guardia Nacional (GN) y migrantes que iniciaron una caravana de Tapachula, Chiapas, a la Ciudad de México, el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano hizo un llamado “urgente” a la Secretaría de Gobernación (SG), al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la GN “al respeto y garantía de la integridad física y emocional de todas las personas” que se desplazan rumbo a la capital del país.

En un breve posicionamiento, demandó “alto a la violencia y represión” contra las personas migrantes con necesidades de protección, y que cesen los operativos.

Particularmente llamó al INM y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) a que den respuesta “debida, en tiempo y forma, a los procedimientos migratorios”.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.