• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Frontera y empleo en Centroamérica

Desde hace mucho tiempo se aprecia la necesidad de que la frontera sur que colinda con Chiapas sea convertida en una verdadera frontera de trabajo y de inversión, se espera que no se limite a servir de paso para migrantes, sino que refleje el esfuerzo por querer convertir a este territorio en algo distinto con un nuevo porvenir.

En reunión de trabajo, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se encuentra en Washington DC, sostuvo un encuentro con Alejandro Mayorkas, secretario del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos, en seguimiento a lo acordado el viernes por los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden. Reunión en la que también estuvieron presentes los respectivos embajadores Esteban Moctezuma y Ken Salazar.

Dicha reunión, ha tenido como objetivo solidificar los puentes de la cooperación al desarrollo, la herramienta sobre la que aspiran a edificar un nuevo acuerdo migratorio. La visita de Ebrard se encuadra, en todo caso, en un clima tensión y voces de alarma dentro de la administración demócrata de Estados Unidos.

Por otro lado, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, manifestó que un punto prioritario de la reunión con Mayorkas giró en torno al manejo de los flujos migratorios en la región, infraestructura fronteriza y la generación de oportunidades inmediatas de trabajo en Centroamérica.

Durante la conversación con Ebrard, Mayorkas «enfatizó la necesidad de que los países de la región administren sus respectivas fronteras» y «deporten a las personas que no califiquen para recibir ayuda», aseguró el Departamento de Seguridad Nacional en un comunicado.

El canciller mexicano insistió en que la única forma de contener los flujos migratorios es mediante un plan de inversiones y desarrollo que cree empleos en Honduras, El Salvador y Guatemala.

«Hagamos una inversión importante en Centroamérica. Lo llevamos diciendo desde hace cuatro años y no se ha hecho hasta ahorita», subrayó el canciller mexicano.

El mismo Ebrard acordó en 2019 con la Administración Trump la implementación del programa «Quédate en México», vigente a día de hoy y que obliga a los solicitantes de refugio de EE.UU. a esperar en territorio mexicano, a cambio de un plan de desarrollo conjunto en Centroamérica que nunca se aplicó.

El Gobierno mexicano ha invertido por ahora 100 millones de dólares en programas sociales en Centroamérica, mientras que la Administración Biden anunció un acuerdo con empresas privadas para que inviertan 1.200 millones de dólares.

El canciller dijo que en la reunión que se llevó a cabo este martes 03 de Mayo, se propuso a sus contrapartes estadounidenses convocar una «conferencia» para coordinar las inversiones de ambos países en la región, una iniciativa que aseguró fue bien recibida.

Así mismo, se dio a conocer, que México y Estados Unidos intensificaron las negociaciones para acordar una estrategia regional para atender la crisis migratoria que el gobierno de Joe Biden prevé que se acreciente con el eventual levantamiento del Título 42, la orden de salud pública que ha impedido el ingreso de solicitantes de asilo.

El Canciller Marcelo Ebrard, sostuvo una conversación conversó por separado con los secretarios de Estado, Anthony Blinken, y de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, sobre migración y acerca de los preparativos para la Cumbre de las Américas, que se realizará en junio en Los Ángeles.

Si bien el secretario de Relaciones Exteriores insistió en que todos los países de americanos deben estar en el encuentro regional, y que Cuba, Venezuela y Nicaragua deben ser invitados -tal y como se lo planteó el viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador a Biden en una conversación telefónica-, no obtuvo una respuesta positiva de parte de los funcionarios de Washington.

“Fueron muy respetuosos, no nos dijeron que desecharon nuestra propuesta, pero sabemos que tienen una posición diferente (a la nuestra) hasta el día de hoy”, dijo Ebrard en una conferencia de prensa celebrada esta tarde en la Embajada de México en Estados Unidos, la cual fue transmitida por la cancillería a través de internet.

Ebrard, acompañado del embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, y del jefe para América del Norte de la Cancillería, Roberto Velasco, relató que se reunió primero con Mayorkas, con quien habló sobre el levantamiento del Título 42.

Mayorkas ha señalado que su gobierno prevé que los niveles de migración aumentarán en cuanto esto suceda, y le planteó a Ebrard que se debería trabajar en un esquema regional para enfrentar el tema.

La frontera merece un mejor destino que el de simple paso de migrantes, debe servir para estrechar las relaciones entre los pueblos de Centroamérica.

La frontera, debe ser un instrumento útil para descubrir nuevos horizontes que permitan que los hombres y mujeres de Centroamérica se conozcan y hablen otro idioma distinto al de la violencia, y se inclinen por el lenguaje de la paz. En esto hay que trabajar muy fuerte, dicen los especialistas.  

Chiapas está obligado a cumplir con su parte en este ejercicio que busca doblegar los intereses que se oponen a que las cosas cambien en Centroamérica y logren que los grandes intereses entiendan que los tiempos deben ser diferentes en el porvenir.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.