• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Fenómeno migratorio, caravaneros en Centroamérica

En recientes fechas, se llevó a cabo una serie de reuniones entre los representantes de México, y Estados Unidos. Entré los temas que se abordaron se encontraba, el levantamiento del Titulo 42, el cual es una orden de salud emitida por Estados Unidos en medio de la pandemia, con el objetivo de cerrar el sistema de asilo de ese país a los migrantes en su frontera con México.

La finalidad de la emisión de este Título 42, fue el de detener la propagación de COVID-19.

Estas reuniones en las que tanto el canciller Marcelo Ebrard, en representación de México, así como Alejandro Mayorkas y Antony Blinken, por parte de Estados Unidos, pretende llegar a acuerdos que permitan establecer nuevas medidas para frenar el flujo migratorio ante la posible desaparición del Título 42 del Código Estadounidense.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, tras la suspensión del Título 42 en Estados Unidos –una orden de salud pública para contener la pandemia de COVID-19– México reforzará la seguridad en su frontera para proteger a los migrantes que intenten llegar al país del norte.

“Tenemos que proteger la frontera sur para proteger – aunque parezca paradójico– a los migrantes porque no conviene. La travesía por el país es muy riesgosa y tenemos que cuidarlos. Los casos más lamentables de crímenes los hemos registrado en la frontera norte», señaló el mandatario.

«Por eso si vamos a mantener más protección en la frontera sur, pero insistiendo, no me voy a cansar de insistir en que hay que atender las causas”, agregó este miércoles durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional.

A partir del próximo 23 de mayo, Estados Unidos dejará de implementar el Título 42, una medida de salud confeccionada en el gobierno de Donald Trump, pero que se ha mantenido con la administración de Joe Biden y que sirve para deportar a migrantes hasta en 90 minutos –antes tomaba entre uno o dos días– bajo el pretexto de evitar la propagación de COVID-19.

En abril pasado, el secretario de Seguridad de Estados Unidos, Alejandro N. Mayorkas, adelantó que la orden de salud pública Título 42 se suspenderá el 23 de mayo.

“El Título 42 no es una medida migratoria, sino una medida de salud pública que utilizaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para protegernos de la propagación de enfermedades transmisibles. El Título 42 se mantiene vigente hasta el 23 de mayo y hasta entonces DHS continuará expulsando a los individuos adultos y familias que encontremos con estatus irregular en nuestra frontera suroeste”, informó.

Luego de sostener una reunión con Mayorkas, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que México no se convertirá en un territorio por el que pase cualquiera, ello ante la terminación del Título 42.

Ante la posibilidad de una nueva oleada de migrantes, ante la suspensión próxima del Titulo 42, México reforzará la seguridad en su frontera sur ante una posible llegada masiva de migrantes indocumentados que intentan cruzar a Estados Unidos, anunció este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En vísperas del inicio de una gira por Centroamérica y Cuba, el mandatario se refirió al impacto que tendría la eliminación de una medida estadounidense (Título 42), adoptada en el marco de la pandemia de Covid-19, que permite expulsar a casi todos los migrantes ilegales.

«Tenemos que proteger la frontera sur para proteger, aunque parezca contradictorio o paradójico, a los migrantes porque no conviene la travesía por el país, es muy riesgosa y tenemos que cuidarlos», dijo López Obrador en su habitual rueda de prensa.

La zona limítrofe con Guatemala es la puerta de entrada de cientos de miles de migrantes, la mayoría centroamericanos, que buscan alcanzar territorio estadounidense en su huida de la violencia y la pobreza.

Las fronteras sur y norte de México ya son custodiadas por miles de militares. El Presidente López Obrador reconoció que los «crímenes más lamentables» contra migrantes ocurren en las regiones vecinas de Estados Unidos.

En Chiapas, como era de esperarse los caravaneros están dispuestos siempre a hacerse la guerra y por eso buscan el mejor acomodo para sus intereses en Centroamérica, convirtiendo al territorio, de pronto en zona de guerra porque los caravaneros no dan tregua a sus aspiraciones.

Solo en 2021, autoridades mexicanas hallaron a más de 300,000 migrantes ilegales; mientras, en las últimas tres semanas Estados Unidos detuvo diariamente a 7,800 indocumentados en la zona fronteriza, casi cinco veces el promedio de 2014-2019.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.