• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Asumen Concejos Municipales

Desde este miércoles primero de junio, en cuatro municipios de Chiapas tomaron posesión los nuevos Concejos Municipales elegidos en elecciones extraordinarias el pasado mes de abril. En el Parral, Emiliano Zapata, Siltepec y Venustiano Carranza, sus habitantes cuentan con nuevas autoridades. En tanto que las vigentes de Honduras de la Sierra y Frontera Comalapa, continuarán en funciones hasta que el Congreso del Estado decida la nueva fecha para los comicios.

En estas seis demarcaciones, los problemas de índole político, social e inseguridad, originaron que las elecciones celebradas el primero de julio del año pasado, fueron violentadas, lo que obligó a la autoridad electoral a declararlas invalidadas.

Desde hace muchos años, Chiapas ha presentado varios focos rojos por la ambición de poder de caciques identificados por las autoridades como los desestabilizadores. En Carranza, por ejemplo, los eternos conflictos agrarios entre la Casa del Pueblo y la Alianza San Bartolomé de los Llanos ha provocado muerte y desolación.

Justo hay que decirlo, el tema violento ha disminuido, pero, aun así, cuando de elecciones se trata, salen a relucir los intereses de líderes sociales que viven agitando a la gente para que en los dividendos, salgan beneficiados. En Carranza la disputa por la tierra ha sido la causa principal para que los conflictos deriven en derramamiento de sangre, un tema nada fácil de resolver del cual se agarran para crear crisis e ingobernabilidad en la zona.

Por fortuna, parece que en la conformación del Concejo Municipal de Carranza hubo conformidad, pues desde el triunfo del candidato no hay ninguna protesta y la toma de protesta del edil ganador el pasado miércoles es una muestra de ello.

En Comalapa, por su parte, la presencia de grupos criminales que tienen asolada la región por el control en el tráfico de migrantes y la trata de personas, sobre todo, ha sido el dolor de cabeza de las autoridades del gobierno estatal. Cierto es que con el paso del tiempo los decibles han disminuido.

Una buena señal de que empieza a vislumbrarse una mañana soleada, sin la presencia de nubes sombreadoras, es que luego de los comicios extraordinarios, la efervescencia política bajó y el pueblo de estos cuatro municipios, ha acogido sin aspavientos que las nuevas autoridades municipales empiecen sus funciones.

Sabedores de que hace falta un líder que saque del atraso a sus demarcaciones, la confianza se la han depositado en el Concejal nombrado. Son tiempos de esperanza. El sabio pueblo chiapaneco reconoce que debe dársele la oportunidad de que los gobierne gente que ha alzado la mano para encabezar un proyecto que dé viabilidad social y económica al municipio.

El pueblo tiene claro que ya no es posible seguir padeciendo las atrocidades de antaño. El alcalde o alcaldesa, está obligado a trabajar con honestidad, con transparencia. Los tiempos de pensar que los puestos públicos son para beneficio personal están cada día cayendo en la obsolescencia.

La asunción el miércoles de las plantillas municipales en los cuatro municipios citados sin que se haya presentado un solo incidente es una buena señal que deben retomar los ciudadanos de Honduras de la Sierra y Frontera Comalapa para exigir a las autoridades del Congreso del Estado y las electorales se apresuren a organizar los comicios extraordinarios.

Está demostrado que el trabajo imparcial y profesional del Instituto Electoral y Participación Ciudadana da certeza para que siga confiando en sus autoridades. La ciudadanía está en su derecho a elegir a sus nuevas autoridades y el gobierno a darle certeza y seguridad para celebrarlas.

Los diputados que tienen injerencia en la región donde se ubican Honduras de la Sierra y Frontera Comalapa debe dejar el confort de sus cubículos y planear estrategias para hacerle saber al pueblo que dividir o confrontar no conduce a nada bueno.

Pensar más allá, pensar en grande. Contribuir con foros, pláticas, con la gestión de programas y recursos es la mejor tarea social que pueden desenvolver. Chiapas requiere de la atención de todos los sectores, de los empresarios, de los que tienen el recurso y la visión para avanzar en unidad y salir del atolladero en que se encuentran los municipios. Háganlo por humanidad, ya es tiempo de dejar de lado qué beneficios se obtienen en cada “obra de caridad” que se emprende. Ayúdenos a la recomposición del tejido social.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.