• Spotify
  • Mapa Covid19

Corrupción en la SE denuncian en la ESE

La Secretaría de Educación por parte de la directora de Educación Básica, María de Lourdes Alfaro Gordillo, envió un documento a la directora Josefa Ocampo para que acepte a los 66 alumnos de lo contrario la sancionarán; cuando esta es una clara muestra de imposición y alta corrupción por parte de la funcionaria de la Secretaría de Educación.

Francisco Mendoza / Ainer González / Diario de Chiapas
Josefa Eloína Ocampo Santiago, directora de la Escuela Secundaria del Estado (ESE) Turno Vespertino, denunció públicamente al director general del el Instituto Estatal de Evaluación e Innovación Educativa (Ineval), Roberto David Vázquez y a directora de Educación Básica, María de Lourdes Alfaro Gordillo, por querer imponer de manera corrupta a 67 alumnos que ni siquiera hicieron examen de admisión en la escuela.
“Quiero denunciar una imposición que me están haciendo bajo amenazas de recibir 67 alumnos que no presentaron exámenes en mi turno, que no sacaron ficha en mi turno”.
Señaló que la dirección a su cargo respetó las listas que envió el Ineval, con los alumnos que habían quedado legalmente en la escuela.
“Pero luego sacan otra lista (Ineval), donde están subrayados ahí algunos alumnos y ahora dicen que los tengo que aceptar porque fueron los que quedaron en mi turno, y esas personas no sacaron ficha en mi turno, ni me las mandaron en la primera lista que me había enviado el Ineval”.
Expresó que, desde su llegada a la dirección del Turno Vespertino, nunca había tenido un problema como este; “desde que estoy hemos hecho los exámenes sin ningún problema en los resultados de forma transparente y ahora que nos disciplinamos con el mandato de la Secretaría de Educación para hacer los exámenes a su modo, resulta que tenemos problemas”.
Ocampo Santiago dijo que los padres de familia de los 67 alumnos no han dejado trabajar a la dirección del turno porque exigen un lugar cuando estas personas no había ni sacada ficha para hacer examen; tomando a la escuela como rehenes, siendo unos abusivos al exigir algo que no les corresponde.
“Pusieron cadenas en las puertas, eso es un secuestro, llamé a la policía al 911 para que quede referencias del atropello del que somos objeto sin tener ningún compromiso y ninguna culpa, desde ese día están amenazando

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.