• Spotify
  • Mapa Covid19

Crisis económica

Jeny Pascacio / Diario de Chiapas 

El informe de las Naciones Unidas Situación y Perspectivas de la Economía Mundial (WESP, por sus siglas en inglés) señala que la recuperación económica mundial se enfrenta a importantes vientos en contra debido a las nuevas oleadas de infecciones de la COVID-19. 

Los persistentes problemas del mercado laboral y de la cadena de suministro, y las crecientes presiones inflacionistas, también abonan al panorama de la ONU. Tras expandirse un 5,5% en 2021, se prevé que la producción mundial crezca sólo un 4,0% en 2022 y un 3,5% en 2023.

“Sin un enfoque global coordinado y sostenido para contener la COVID-19 que incluya el acceso universal a las vacunas, la pandemia seguirá representando el mayor riesgo para una recuperación inclusiva y sostenible de la economía mundial”, señaló Liu Zhenmin, Secretario General Adjunto del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

El estudio dice que en América Latina y el Caribe, se prevé un crecimiento del PIB del 2,2% en 2022, por debajo del 6,5% de 2021 que se obtuvo cuando las actividades económicas se recuperaron de la recesión ocasionada por la contingencia sanitaria. 

“La recuperación, más rápida de lo previsto, se vio favorecida por los importantes avances en materia de vacunación, que permitieron a los gobiernos suavizar las restricciones y reabrir sus economías”.

Pero advierte que, tras el fuerte repunte económico del año pasado, la región de América Latina y el Caribe se enfrenta a un panorama difícil para 2022 y 2023, “muchos de los bancos centrales de la región seguirán subiendo los tipos de interés para controlar la inflación, mientras que los gobiernos se apartarán cada vez más del estímulo fiscal”. 

Se prevé que el crecimiento del PIB en Sudamérica alcance sólo el 1,6% en 2022. Las perspectivas a corto plazo son más favorables para América Central y, especialmente, el Caribe, donde la continua reanudación del turismo apoyará la recuperación económica.

Los mercados de trabajo de la región sólo han experimentado una recuperación parcial y desigual luego de haber sufrido una conmoción sin precedentes durante las primeras fases de la crisis de salud. 

“En la mayoría de los países, las tasas de desempleo siguen siendo significativamente más altas y las tasas de participación más bajas que antes de la pandemia. Los jóvenes, 

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.