• Spotify
  • Mapa Covid19

La elección más grande ¿Será la más violenta?

MÁS CANDIDATOS Y CANDIDATAS PIDEN PRESENCIA DE LA GN EN CAMPAÑAS

Marco Alvarado/ Diario de Chiapas
Los casos que se han registrado desde el inicio de este proceso electoral alarman, y hacen pensar que la elección más grande de México, el próximo 2 de junio, podría ser también la más violenta.
Desde noviembre de 2023 hasta los primeros días de abril de 2024, al menos 28 aspirantes a un cargo de elección popular han sido asesinados, el último de ellos en Chiapas.
Mientras los electores esperan poder acudir a las urnas, algo que en muchas regiones se aleja cada vez más de ser una posibilidad, el Instituto Nacional Electoral (INE) reconoce que hay temor entre los candidatos, que incluso han pedido el cuidado por parte de la Guardia Nacional (GN).
Claudia Rodríguez Sánchez, presidenta del Consejo Local del INE en Chiapas, informó en una entrevista que siete candidatos en el estado solicitaron seguridad al Estado mexicano, con elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), o de la GN, de acuerdo con el grado de inseguridad percibida.
Elementos de seguridad que se asignan en función del análisis del riesgo que hacen las autoridades, por ejemplo, si hay un conflicto social en el área de campaña, incidentes violentos o ya ha recibido una amenaza de muerte.
También evalúan si hay denuncias previas, si el distrito o el estado presenta índices de inseguridad que ameritan la presencia de personal armado cerca del candidato o candidata.
En el caso de Chiapas, Erika Jazmín Sosa García, del Distrito 8; Ángel Yuing Sánchez, del Distrito 6; Olga Luz Espinosa Morales, candidata a la gubernatura; Williams Ochoa Gallegos, candidato al Senado; Marta Carvallo Andrade del Distrito 12 y Jorge Luis Villatoro Osorio del Distrito 13 para una diputación federal, pidieron al INE esta protección adicional.
Los datos nacionales indican que de los 28 asesinados hasta el momento, 15 estaban buscando un cargo y el resto eran parte de un cabildo; además, de acuerdo con la organización Data Cívica, sólo en el mes de marzo de este año se registraron cinco asesinatos, cinco secuestros, dos atentados y dos amenazas a candidatos. Todos estos casos relacionados con el actual proceso electoral.
Mientras que a nivel local, el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana observa con atención estos casos, y coadyuva en crear las condiciones para que los candidatos locales tengan la seguridad necesaria.
Sobre esto, María Magdalena Vila Domínguez, consejera presidenta provisional del IEPC Chiapas, confirmó que al menos una candidata a presidenta municipal sí ha solicitado protección.
De hecho, Data Cívica señala que los aspirantes a cargos locales, presidencias municipales, regidurías y diputaciones, son quienes más expresan sentirse inseguros, y han sido también los más amenazados.
Estas condiciones son generales, y están golpeando por igual a candidatos y candidatas de Morena, como a los de la oposición.
Un escenario del que ya advertía el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que alertó de las condiciones electorales desde finales de 2023.
Aunado a que la oposición asegura que hay un escenario planteado para una elección de Estado, este instituto político señaló el riesgo real de que haya la intromisión del crimen organizado en el proceso electoral.
“El Gobierno de López Obrador tiene una actitud de permisividad y de alianzas con el crimen organizado. Hoy estamos ante una situación de mucho riesgo, es preocupante el papel del crimen organizado en las elecciones; si seguimos así estaremos ante la elección más violenta de toda nuestra historia moderna; llevamos más de 30 asesinatos políticos de candidatos y dirigentes de diversos partidos en distintas partes del país y cerca de cien peticiones de candidatos que han solicitado la protección de la Guardia Nacional”, advirtió el partido del sol azteca.
Por ejemplo, Olga Luz Espinosa Morales, candidata al gobierno de Chiapas, de la coalición Fuerza y Corazón por México, reconoció que pidió elementos de la GN porque “hay una situación de violencia en Chiapas que está tocando nuestras puertas, hemos visto los enfrentamientos cerca de la capital; imaginen lo que pasa en otros municipios donde estamos haciendo recorridos, por eso es urgente dar un mensaje de paz”.
La candidata dijo que “lamenta” tener que pedir seguridad extra, ya que ninguna democracia debería ofrecer estas condiciones durante el desarrollo de un proceso electoral, y especialmente porque está consciente de que estos elementos debieran estar cuidado a los ciudadanos.
Sobre esta situación, Data Cívica ubicó al estado de Chiapas entre las localidades donde ha crecido la percepción de inseguridad entre los candidatos, junto con el Estado de México, Zacatecas y Colima.
Una realidad que va más allá de una simple percepción, como lo muestran los asesinatos de Diego Pérez Méndez, indígena tsotsil que aspiraba a la presidencia municipal de San Juan Cancuc; David Rey González, quien buscaba el mismo cargo en Suchiate, y el reciente asesinato de Julian Bautista Gómez, exalcalde de Amatenango del Valle, quien buscaba nuevamente el cargo, y fue muerto a balazos el pasado 9 de abril.
De continuar esta inseguridad, la elección más grande de México podría ser, por desgracia, la que más se tiña de sangre.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *