• Spotify
  • Mapa Covid19

Mujeres: 40% de solicitantes de asilo

Jeny Pascacio / Diario de Chiapas

La pobreza, la violencia social, sexual y de género, así como las desigualdades sistémicas, en sus diversas dimensiones, hacen que las mujeres y las niñas tengan que escapar de sus países y en la actualidad, representan el 40 por ciento de solicitantes de asilo en México.

De acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, de enero a mayo de 2021 recibió 41 mil 195 solicitudes de asilo, 15 mil 551 corresponden a mujeres; la mayoría proviene de Honduras, El Salvador, Guatemala, Venezuela y Haití. El sur de México es donde se concentran dos terceras partes de las solicitantes.

Para organizaciones como el Instituto para las Mujeres en la Migración, se necesitan acciones que garanticen la correcta aplicación del artículo 13 de la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político de México que establece a la violencia en razón de género como una causal para solicitar y ser reconocida como refugiada en México, “no basta con reconocerlo en el papel”. 

En este caso, la Comar tienen la responsabilidad de considerar el enfoque de género al momento de resolver las solicitudes de asilo, “no hacerlo profundiza las desigualdades sociales que viven las mujeres y reproduce la violencia”.

Estos actos hacia las mujeres no concluyen al salir de sus países, “a veces son perseguidas más allá de las fronteras”. También enfrentan discriminación y rechazo en el Estado en el que se encuentran, enfrentándose a sistemas discriminatorios, desiguales y violentos.

Desde la espera de su proceso, largo en su mayoría y en detención; además de las condiciones de hacinamiento, cargas desproporcionadas en el cuidado de sus familiares y dificultades para acceder a servicios básicos de salud, educación y empleo.

Lo que significa no poder acceder a trabajos justos, educación para sus hijas e hijos y rechazo de la comunidad; y esto se ha visibilizado en el contexto de la pandemia al dificultar su acceso a la salud y siendo ignoradas en los planes de vacunación contra la COVID-19.

En todo el 2020 las mujeres representaron el 38 por ciento de quienes solicitaron asilo. En ese mismo año, de las mujeres que fueron representadas por el Imumi, 7 de cada 10 reportó haber sufrido agresiones físicas en su país de origen y México, no sólo por miembros de pandillas y de la delincuencia organizada, en algunos casos también de la familia, compañeros de trabajo, y autoridades, representando una constante amenaza para su movilidad y búsqueda de protección.

“Además de no existir mecanismos efectivos y eficientes de acceso a la justicia, lo que impide que denuncien la violencia de la que son objeto. Identificar los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres solicitantes de asilo y refugiadas, es un primer paso para una mejor resolución de sus casos”.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.