• Spotify
  • Mapa Covid19

Todo huele a 2024, la sucesión presidencial se adelantó

Comentarios Políticos

Armando Domínguez

Para comenzar… A dos años de la elección, todo lo que sucede en política se concentra en la misma pregunta ¿Quién será el sucesor de López Obrador? Pareciera paradójico que quien abrió el juego de la sucesión presidencial fue el propio presidente, lo que muchos de sus detractores consideran un error de cálculo político. Esa sigue siendo la principal desventaja de la oposición; minimizan las acciones de su contrincante. Los códigos, los rituales y las estrategias de la política cambian de manera constante, lo que funcionó hace 6 años hoy puede no servir de nada; son nuevos tiempos, aunque no por ello mejores. En la época del PRI abrir tan temprano la sucesión presidencial mermaba el poder del gobernante en turno, se sabía desde antes quién iba a ganar, por eso el presidente postergaba la decisión de su sucesor el mayor tiempo posible, dejaba de gobernar de facto, una vez que era anunciado el candidato. De los presidentes panistas, Vicente Fox no pudo imponer a su candidato, y Felipe Calderón no logró impulsar a su sucesor, la misma suerte que corrió el último presidente priista, Enrique Peña Nieto. Lo intentaron, pero no les alcanzó, lo que derivó en muchos de los problemas que enfrentan hoy en día. Aunque los tres conservan relativa influencia política, ninguno pudo construir un proyecto político transexenal, su visión de país fue aniquilada al concluir su mandato, quienes les sucedieron en el cargo se esforzaron por mantener distancia y hacer evidentes las diferencias entre sus administraciones. Pero el obradorismo está en la búsqueda de un camino distinto, todos sus esfuerzos están concentrados en la sucesión presidencial, las contiendas electorales de este año y del que vienen, son las últimas pruebas para tratar de ganar en 2024. El evento de hace una semana en Toluca mostró cuáles son sus prioridades y lo que están dispuestos a hacer; buscarán la unidad y la disciplina al interior de su movimiento y moverán todo el aparato del estado en su favor. El presidente es el primer mandatario desde la época del maximato que tiene la posibilidad de lograr una trascendencia real más allá de su sexenio, tiene el capital suficiente para intentar no sólo imponer a su sucesor, sino también para continuar con su proyecto político seis años más. Él será quien tome las decisiones finales al interior de Morena, por eso busca el fortalecimiento de su partido a toda costa, para poderse dar el lujo de elegir al candidato que le garantice su propia continuidad. El presidente Obrador siempre ha sabido que su mejor elemento son las campañas políticas, por eso decidió destapar a sus posibles candidatos con tanta anticipación, a diferencia de sus antecesores, él no vio este acto como una debilidad, sino como una fortaleza. Si hablamos en términos de ganancia política, la razón le asistió, se ha convertido en el gran elector del país, aunque para ello haya dejado en un segundo plano la función de gobernar, por eso los niveles de confrontación alcanzaron niveles insospechados, todo mundo está en campaña. La oposición no ha descubierto del todo cómo lidiar con esta nueva realidad, un presidente popular que está en campaña permanente; lo que diluye muchos de sus esfuerzos y mantiene a Morena como la primera fuerza política del país. Los partidos opositores deberían tratar de construir una propuesta atractiva para la mayoría de este país y dejar de comportarse como si ellos gobernaran. La experiencia ya lo demostró; no les bastará con solo señalar los errores del gobierno.

Para finalizar… Rutilio Escandón es uno de los activos más importantes de Morena, tanto por sus resultados al frente del Gobierno del Estado como por sus aportaciones al partido. Imposible negar que su administración ha logrado un cambio palpable en la vida pública de Chiapas y cuyos resultados han contribuido en el afianzamiento del movimiento lópezobradorista en Chiapas. Cuando tomó el mando encontró un estado deshecho en la administración pública, con instituciones desacreditadas ante la sociedad, con escándalos de corrupción, por tráfico de influencias, nepotismo y pletórico de problemas. De igual forma, se topó con una sociedad empobrecida, abandonada. Con miles de familias viviendo en situación de miseria, con comunidades sufriendo hambre, con personas quejándose por la inseguridad, la baja calidad de los servicios de salud y educativos, enfrentada con distintas expresiones sociales, como las magisteriales, estudiantiles y campesinas, que mantenían arredrada a la población. Morena nos vendió la idea de un gobierno honesto, comprometido con la sociedad, cuya prioridad serían los pobres. Prometió establecer la honestidad como forma de gobierno, rescatar el campo, atender la crisis energética, promover el desarrollo económico, restaurar el Estado de Derecho, recuperar el tejido social, fortalecer la democracia, terminar con la corrupción y ejercer el poder con austeridad. Desafíos nada fáciles de lograr, pero tampoco imposibles. Rutilio Escandón ha conseguido avances importantes al respecto. Es de los gobernantes morenistas que mejor ha llevado los propósitos de la Cuarta Transformación a los hechos. En tres años y medio, ha reducido la corrupción. El mandatario estatal y los altos funcionarios viven en austeridad, transparentan sus gastos, no hacen alarde de riqueza y privilegios, no se pasean en grandes camionetas ni custodiados por una legión de guardaespaldas. Se está cumpliendo a pie juntillas la máxima presidencial de que “no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”. Uno. El gobernador vive en su propia casa, con modestia, en lugar de en la extinta Casa de Gobierno, donde anteriormente los gobernantes vivieron como virreyes, atendidos por un ejército de servidumbre con cargo al erario y rodeados de todo tipo de excentricidades. Dos. Se combatió la corrupción. Los servidores públicos que se salieron del redil, que no entendieron el mensaje de no robar y ser honestos fueron destituidos de los cargos y se les iniciaron carpetas de investigación. Algunos, inclusive, terminaron en la cárcel. Ejemplos hay varios. Tres. Durante lo que va del sexenio, los contratos se han transparentado mediante licitaciones públicas, se acabaron las adjudicaciones directas y ahora no hay gastos ocultos por obras públicas. Cuatro. Los monopolios estatales también desaparecieron, esos grandes empresarios locales o nacionales que por afinidad o parentesco con los gobernantes del pasado obtuvieron contratos millonarios, lo cual propició que incrementara la deuda pública. Cinco. A propósito de los puntos anteriores, derivado de la política de transparencia los contratos licitados fueron adjudicados a empresas chiapanecas, con lo cual se dio un impulso importante a la economía local y se crearon miles de fuentes de empleo. Es decir, el dinero de Chiapas ahora se queda en Chiapas. No sirve para enriquecer a gente de fuera. Seis. Asimismo, ha habido reconocimientos nacionales por el buen manejo de las finanzas públicas y el fortalecimiento de la disciplina financiera. Calificadoras como Moody´s México, verbigracia, calificó al estado con perspectiva estable durante los ejercicios 2020 y 2021. Siete. En cuanto a la distribución de participaciones federales a los Estados y municipios, correspondiente al Ramo General 28, la asignación se realiza en apego a la Ley de Coordinación Fiscal y del Código de la Hacienda Pública del Estado de Chiapas. Ya no por amiguismo y mucho menos por pago de facturas políticas. Ocho. A todo esto, la entrega de los recursos a las municipalidades se hace de acuerdo al Convenio de Colaboración entre el Estado y los municipios, que determina que las participaciones se efectuarán en proporción al esfuerzo recaudatorio en el impuesto predial y derechos de suministro de agua, lo cual deriva en una sana competencia entre los municipios de la entidad. Nueve. Debido a la fantástica decisión del gobernador Escandón Cadenas de desarrollar y cumplir con los objetivos del Gobierno del Estado sin contratar nuevos préstamos, ejerciendo los recursos con responsabilidad y en estricta vigilancia de la política de austeridad, la deuda pública se ha reducido en un -2.6 por ciento. Lo cual resulta en un alivio para los chiapanecos, que no tendrán que pagar más deuda vía impuestos. Diez. En referencia al sector salud, la administración morenista ha realizado grandes esfuerzos para que en las Unidades Médicas del Instituto de Salud no falten medicamentos, insumos y material médico. De igual forma, se ha avanzado en la reconversión de clínicas y hospitales públicos con la entrega de equipo, instrumentos y mobiliario, tanto de las zonas rurales como urbanas, logrando con ello que la atención sea digna, profesional, humana, de calidad y acorde a las necesidades de la población. Once. En todos estos resultados ha sido fundamental la relación entre los tres órdenes de gobierno y los tres Poderes del Estado. Hay sintonía, colaboración y respeto. Con la Federación, por ejemplo, se han trazado estrategias efectivas de combate a la pobreza y la llamada Mesas de Seguridad, donde intervienen el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional, entre otras instituciones estatales, que ha hecho de Chiapas una de las entidades más seguras del país para vivir, visitar e invertir. Doce. El gobierno de Rutilio Escandón ha dado un paso importante en cuanto a la recuperación del tejido social y la pacificación. Le ha apostado al diálogo y a la concordia para dirimir los conflictos sociales, agrarios, magisteriales y estudiantiles. No se reprime, sino se buscan soluciones en un marco de legalidad, fomentando la cultura de paz. Por todo ello, Morena se ha convertido en una esperanza para los chiapanecos. La mayoría de los ciudadanos están conscientes de los avances, de que durante estos tres años y medio el gobierno ha venido transformando la vida pública del estado, con políticas que generan seguridad, estabilidad económica, buenos servicios de salud y paz social. Por eso no es extraño que la gestión del gobernador Rutilio Escandón trascienda en Chiapas y fuera de Chiapas, y sea reconocida por propios y extraños. El cálido y emotivo recibimiento que tuvo durante la reunión de morenistas en el Estado de México, es una merecida honra a su liderazgo político. Habrá, por supuesto, detractores que digan lo contrario, pero la verdad es que sus logros son un orgullo para muchos chiapanecos.

¿Cómo ve?

Así las cosas…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.