• Spotify
  • Mapa Covid19

La Nueva Ley de Educación de la Ciudad de México

La Nueva Ley de Educación de la Ciudad de México

 

Ulises Lara López 

En la disyuntiva que representa el regreso a clases nadie debe olvidar que la educación es el mayor patrimonio de cada persona y la mejor herramienta para lograr beneficios personales y contribuir a la competitividad de México en el mundo.

Hace una semana, el Congreso de la Ciudad de México abrogó la Ley de Educación del Distrito Federal y se aprobó la Ley de Educación de la Ciudad de México la cual reconoce el derecho de los educandos a la protección y educación emocional, en un ambiente de equidad, igualdad, perspectiva de género y respeto a los derechos humanos.

La reforma hará que, a partir del próximo ciclo escolar, en la Ciudad de México haya nuevas asignaturas como: civismo, reproducción humana, planificación familiar y paternidad y maternidad responsable, entre otras.

Llama la atención la reasignación de civismo, materia que refiere a los derechos y obligaciones de los ciudadanos y a las pautas mínimas de comportamiento social, la cual, en el año 2002, fue derogada de todos los programas de estudio.

La aprobación merece reconocimiento y apoyo para que Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México retome la trascendencia del civismo.

Además, incluye materias sobre enfermedades de transmisión sexual, prevención y detección de cáncer de mama y cérvico uterino; educación ambiental, cuidado del agua y los animales; también obliga a la impartición de clases y cursos en lengua de señas, escritura braille, educación tecnológica y la progresividad de derechos en primarias y secundarias.

Los niveles de primaria, secundaria, media superior y superior, podrán adoptar modalidades escolarizada, a distancia, no escolarizada y mixta. El sistema escolarizado, será con grupos no mayores a 30 alumnos y las escuelas, públicas o privadas, solo emplearán a personal docente acreditado.

Se busca también que los estudiantes tengan seguridad física y emocional y asegurar su desarrollo integral; reconoce al bullying o acoso escolar, como causante de severas repercusiones a las víctimas, por lo que implementarán medidas de atención y prevención; para ello las escuelas contarán con personal especializado que prevenga y solucione conflictos, en el esfuerzo participarán padres de familia, autoridades escolares, junto con la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Con la reforma, los planes educativos garantizarán derechos educativos, culturales y lingüísticos a personas, pueblos y comunidades indígenas, afrodescendientes y migrantes y contribuirán al conocimiento, aprendizaje, valoración, preservación y desarrollo, de tradiciones orales y escritas.

Para estudiantes con algún tipo de discapacidad, las escuelas proporcionarán materiales y ayuda técnica en su rendimiento académico; las personas ciegas contarán con equipos computarizados y apoyos didácticos.

La nueva norma enfatiza en programas de educación sexual; en Primaria se fomentará el conocimiento integral del cuerpo, reproducción humana, planificación familiar, paternidad y maternidad responsables; la Secundaria, reforzará conocimientos en sexualidad integral, privacidad, consentimiento, autonomía,

prevención de violencia, orientación sexual, expresiones de género e identidad sexual.

Asimismo, habrá materias extracurriculares con conceptos y principios de ciencia ambiental, desarrollo sustentable, prevención del cambio climático y aprovechamiento racional de los recursos naturales.

La decisión de derogar la Ley de Educación del Distrito Federal y expedir la nueva Ley de Educación de la Ciudad de México, contribuye a garantizar el derecho humano y constitucional de educación a los capitalinos como elemento determinante para la calidad de su convivencia social.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.