• Spotify
  • Mapa Covid19

Explotación laboral infantil

Puntos Fiscales

José Luis León Robles

dj_drdead@hotmail.com

3,966 caracteres Buenos días distinguidos lectores, muy agradecido de estar cada semana en esta su columna, también me es para mí un honor poder responderle con un tema de su sugerencia, el día de hoy  esta enfocado en el trabajo infantil que muchas empresas son coparticipes de este tipo de explotación laboral, y desgraciadamente nuestro estado de Chiapas ocupa uno de los primeros lugares a nivel nacional, a pesar de los esfuerzos y diferentes programas de acción que ha encaminado en gobierno del estado de Chiapas, no se permite ver avance en este tema, por ejemplo a nivel nacional esa mala idea que se tiene que el trabajo de las niñas es limpiar, se deriva de una concepción machista, bajo la creencia errónea de que las actividades de aseo  como lavar los trastes, planchar la ropa o cocinar son cosas exclusivas de mujeres, sin embargo, niñas de bajos recursos realizan estas actividades fuera de sus casas por la gran necesidad de obtener un ingreso que apoye a la economía familiar, desgraciadamente al realizarlo, comprometan su desarrollo y bienestar al estar  expuestas a largas jornadas laborales sin descanso, otras de las agravantes es que utilicen químicos y sustancias tóxicas, transporten cosas pesadas y manipulen objetos peligrosos como cuchillos, tijeras u ollas calientes. En algunos casos, las niñas y adolescentes tienen que lidiar con los malos tratos, la discriminación y el clasismo, y si bien por años, se les ha nombrado como las muchachas que ayudan en algunas empresas o sirvientas de la casa, muchas veces a fin de evitar sus derechos laborales, existe una violencia psicológica hacía ellas. Por ejemplo según los últimos estudios llevados acabados con datos estadísticos en México en la pandemia empujó por lo menos unos 100 mil niñas y niños al trabajo infantil, duele este tipo de situación ya que sabemos que la niñez es una de las etapas más importantes de la vida, y sino quien no recuerda con cariño los fines de semana con nuestros abuelos, los juegos con nuestras amigas y amigo, es decir, las interacciones que en su momentos nos brindaron la oportunidad de poder desenvolvernos y que sirvió para desarrollar nuestro carácter, en la cual recolectamos experiencias empíricas que hoy nos han convertido en personas de bien. En cuestión de la pandemia donde he mencionado en artículos anteriores los graves efectos económicos que trajo consigo desde el cierre de las escuelas y las rutinas del día a día se alteraron sin aviso, por lo que en este escenario los sectores más vulnerables se agudizaron desde el aumento de la pobreza, el empleo informal y el desempleo de madres y padres, orillaron a las familias a dejar de lado su bienestar para atender otras prioridades más inmediatas como comida, techo y salud, este lastimoso cuadro generó un efecto “bola de nieve” porque la presión por subsistir orilló a niñas, niños y adolescentes a entrar en el mercado laboral de manera prematura y en condiciones precarias, lo que hasta la fecha hemos podido observar en el mercado laboral, la situación tan rara de extrañamiento es que las autoridades encargada de vigilar las condiciones laborales y garantías laborales, no han venido realizando la encomienda para erradicar el trabajo infantil, y si bien el problema es que por muchos años en su momento se normalizó el trabajo infantil sin haberlo considerado el impacto que este tiene en su desarrollo y ejercicio de sus derechos, hoy en nuestra actualidad tanto gobierno federal como estatal han estado emprendiendo una campaña llamada niñez libre de trabajo, por ello  se le exhorta  para aquellas personas que tengan  físicas o morales creadores de fuentes de empleo, supervisen bien el área de recursos humanos para que no contraten a ese sector vulnerable, recuerde que las niñas y niños de nuestro país deben tener la oportunidad de estudiar y ser la añoranza de futuros profesionistas. Si el creador de nos lo permite, nos estaremos leyendo la próxima semana en este prestigiado

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.