• Spotify
  • Mapa Covid19

Siguen los desórdenes y caos en la frontera sur, legisladores piden al INM que asuma su papel

Comentario Zeta 

Carlos Z, Cadena  

  

Siguen los desórdenes y caos en la frontera sur, legisladores piden al INM que asuma su papel

De frontera porosa y agujereada se convirtió en frontera de violación a los más elementales derechos humanos, si eso es la frontera sur de México, esa que ha sido convertida en la cuarta trasformación en un “corral de extranjeros”, aunque otros le llaman la cárcel más grande del mundo en contra de extranjeros,  y los que más o menos buscan sanear el fenómeno migratorio del sur del país,  dicen que es una sala de espera Tapachula para que los extranjeros tramiten sus papeles para poder transitar por la república mexicana  e ir en busca  del  llamado sueño americano, aunque ya está “el sueño azteca” donde muchos de los migrantes se están yendo a vivir a otros lugares turísticos e industriales en el país.    

Esta puerta de México que colinda con los países más pobres del Continente Americano, como los de Centroamérica, aunque ahora llegan de al menos 45 países de África, otros más de Asia y naciones como Haití, Cuba y Venezuela que empieza a ser protagonistas del fenómeno migratorio de la frontera sur en esta cuarta trasformación y con gran dosis de “grave problema de seguridad nacional” y no necesariamente es una obra pública emblemática del Presidente López Obrador.   

El acto sin precedentes que ocurrió en Tapachula desde el martes pasado cuando se presentó una insurrección y  motín de al menos más de cuatro mil haitianos, no deja de ser historia dentro de los fenómenos migratorios en México, además que  empezaron a bloquear carreteras y crear desorden golpeando a conductores y destruyendo parte de los vehículos de los mexicanos de Tapachula que viven en  pánico y sobresaltos ante este ejercito de extranjeros que rompieron con el estado de derecho de México.  Al unísono no solamente los extranjeros lanzan la palabra “Libertad”, (en francés y español) sino que acusan al Instituto Nacional de Migración (INM) de ser una institución corrupta, farsante, irresponsable, insensata, mentirosa y violatoria en materia de derechos humanos, que actualmente es la numero uno en el mundo en materia de acusaciones extranjeras –aunque estén en México- sobre este último rubro de denuncias.   

Es altamente espantoso la crisis migratoria y humanitaria que se vive en Chiapas, como nunca un gobierno federal ha sido acusado de violatorio en materia de derechos humanos,  y algo muy especial, de extranjeros, ya no hay vuelta de ojo, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, debe de aceptar la historia de que mientras el pide que los estadunidenses apoyen a los migrantes de Haití y Centroamérica, la frontera sur mexicana  es vapuleada y degradada a su mínima expresión de su  estado derecho. Sin embargo, no hay que olvidar que aparte de que el INM violenta los derechos humanos de los migrantes, el propio fenómeno violenta los derechos humanos de los ciudadanos mexicanos, que se encuentran secuestrados ante el tumulto y acciones de los miles de extranjeros en Tapachula.   

Tapachula sufre por la pandemia y por la migración extranjera donde el gobierno federal se hace “pijiji” de que los chiapanecos estamos viviendo una invasión donde no hay ayuda federal, porque aquí se van en caravanas dos, tres o cuatro mil extranjero rumbo al centro del país y a los pocos días se vuelve a llenar de población migrante Tapachula, porque no hay vigilancia migratoria en los auténticos polos fronterizos entre México y Guatemala. Está abierta completamente la puerta del sur de México, y es en las carreteras de Chiapas y ahora del país, donde el INM busca frenar las caravanas. ¿Por qué no se cierra o se vigila la frontera para que no siga entrando la ilegalidad extranjera, que este si es un problema de seguridad nacional, porque tampoco se sabe que gente está ingresando al país, no hay rostros, mucho menos nombres y apellidos de los extranjeros?   

El INM persigue a los extranjeros por las carreteras de México y la puerta fronteriza se encuentra completamente abierta y es donde ellos –los agentes–deben de estar vigilando y no dejarlos entrar sin papeles para después perseguirlos. Un caso del Ripley, es irracional el trabajo migratorio de México. Por eso lo del grandísimo “corral de migrantes”, porque los dejan de tres, seis y hasta nueve meses que hagan fila para recibir papeles. ¿Pues qué ser humano, blanco o de color lo puede aguantar más cuando se trae familia, por eso no les importa morir? 

  

El Presidente de la JUCOPO del Congreso exhorta al INM asumir responsabilidades.  

Ayer el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Chiapas, (JUCOPO) Yamil Melgar Bravo, dijo desde la tribuna legislativa que el Instituto Nacional de Migración, cumpla su papel como institución federal, ante el grave problema del fenómeno migratorio que se viene gestando cada vez más peligroso ante el enfurecimiento de los miles de extranjeros asentados en Tapachula. Pidió ya no más simulaciones, y si mucha transparencia y siempre apegado a derecho, tal cual lo ha instruido el Presidente López Obrador y el gobernador Rutilio Escandón.   

También exhorto al INM y muy en especial a su delegación Chiapas que es la denunciada por los extranjeros y los propios Tapachultecos de su inoperancia y grave corrupción que viene realizando con los extranjeros, inclusive ofreció la Comisión de Población y Asuntos migratorios del Congreso del Estado, para que el INM sume y refuerce acciones con instituciones, organismos, y dependencias federales en el tema del fenómeno migratorio.  “Solamente así podemos cuidar y garantizar -dijo Melgar Bravo- los derechos humanos de los migrantes y al mismo tiempo garantizar la paz y seguridad en el estado de Chiapas y en específico en el municipio de Tapachula”.  

 

Senador de Chiapas, pide que el INM debe asumir su responsabilidad en la Frontera Sur.   

El legislador Eduardo Ramírez Aguilar, un día antes, ante la crisis migratoria y humanitaria que se vive en Tapachula, levantó la voz desde el Senado de la República, para que el Instituto Nacional de Migración asuma su responsabilidad en la Frontera Sur, ante la problemática en materia de migración que prevalece en la puerta de entrada a México. 

En este sentido, Ramírez Aguilar pidió a la Mesa Directiva del Senado, solicite un informe del por qué el Instituto Nacional de Migración ha dejado de atender las solicitudes de migrantes, principalmente haitianos, para ser trasladados a otros estados de la República, violentando sus derechos humanos, además de postergar sus traslados quedándose estacionados principalmente en Tapachula.   

Destacó al final que el pueblo Tapachulteco vive en una preocupación e intranquilidad latente ante la negligencia del INM, lo que ha llevado a una crisis migratoria y humanitaria en la frontera sur de México, señaló el legislador chiapaneco. 

Voces legislativas de Chiapas –federales y locales- que observan lo que todos los chiapanecos vemos, la irresponsabilidad y deshumanización del Instituto Nacional de Migración, que sigue siendo letra muerta en el servicio público federal, siendo el periodo más funesto y desdichado en la historia de esa institución federal, los dejan entrar gratis a los extranjeros, y sin papeles para después perseguirlos por las carreteras del país   golpeándoles y jalándolos como viles delincuentes. El INM el más cruel de la historia en México. Alguien dice NO.  

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *