• Spotify
  • Mapa Covid19

No llegó el beneficio fiscal a frontera sur

José Cancino / Diario de Chiapas

La disminución en el precio de las gasolinas nunca llegó a la frontera sur y quedó en promesa por parte del gobierno federal. El alza a los combustibles incluso alcanzó precios históricos durante 2021, cuando debió de ocurrir todo lo contrario en los establecimientos y despachadoras de municipios fronterizos con Guatemala, con el anuncio de la entrada en vigor de los beneficios fiscales a la frontera sur.

Casi en los últimos días de 2021, la gasolina magna se mantuvo en un estándar de 19.29 pesos en varios expendios de municipios como Tapachula, Tuxtla Chico, Cacahoatán, Unión Juárez, Metapa, Frontera Hidalgo y Suchiate. Mientras que la gasolina premium alcanzó los 20.59 por litro, en un estándar de estos municipios en mención, sin embargo, el beneficio en la disminución del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) es algo que aún esperan pobladores de la frontera sur en los primeros días de 2022, que ya está en curso y los precios siguen en el mismo tabulador.

A principios de 2021, empresarios del ramo gasolinero informaron a sus clientes en los expendios que la resta a los precios de gasolina no llegaba debido a que el sistema federal de Servicio de Administración Tributaria (SAT) no les permitía realizarlo con total eficacia, situación que impedía modificar las tabulaciones de precios ya con el impuesto a favor de la población.

Pese a esto, se señaló que estarían a la espera que se pudieran hacer tales modificaciones para beneficiar a la economía de las familias que habitan en la franja fronteriza sur de México.

“A pesar que no estamos realizando este beneficio fiscal aún, no hemos incrementado nuestros precios en las gasolinas para ayudar al bolsillo de nuestros clientes”, dijeron en su momento.

Para marzo de este año, los precios de las gasolinas alcanzaron el máximo histórico en la frontera sur, con tarifas que incluso rayaron en los 22.00 pesos, lo que generó mucha inconformidad entre los usuarios del transporte público y automovilistas del orden particular.

Este beneficio fiscal sí opera en la frontera norte, en ciudades como Tijuana donde se dio la regulación desde hace algún tiempo con la implementación de este benefactor fiscal. Aun con toda esta situación, la percepción generalizada para el año en curso es que los precios logren una disminución.

Pero no se ve el panorama con beneficios para la ciudadanía, ya que un nuevo aumento vendría para los combustibles en este año y la frontera sur se quedaría esperando que la zona libre de impuestos operara en varios municipios.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.