• Spotify
  • Mapa Covid19

Optan por llenar garrafones

Ante la difícil situación económica, familias tuxtlecas optan por rellenar garrafones de agua en purificadoras.

Ainer González / Diario de Chiapas
Para que la población pueda contar con agua para su consumo, debe destinar –en promedio- de 100 a 300 pesos por el pago de agua potable (aquella que se utiliza para lavar y bañarse), sin embargo, existe un gasto fuerte que muchas veces no se considera y es el pago por el agua que se consume (agua embotellada).
En promedio los garrafones de agua embotellada de empresas nacionales, tienen un valor (en Chiapas) de 33 a 35 pesos por un garrafón de 20 litros, de los cuales se utilizan por familia, dos a la semana, es decir, un gasto de 66 a 70 pesos semanal o de 132 a 140 cada 15 días.
Aunque no siempre se cuantifica, esto suma una cantidad considerable para las familias chiapanecas, y ante complicaciones económicas muchas familias optan por llenar en las purificadoras de agua su garrafón de 20 litros, sin embargo, médicos exhortan a la población, realizar esta acción con expendios establecidos y que cumplan con los protocolos sanitarios, de lo contrario, esto podría representar un grave problema de salud.
“Una de las infecciones bacterianas que podemos adquirir se llama cólera, pareciera esto muy remoto… es una enfermedad grave que si no se atiende rápido es una enfermedad diarreica que te lleva a la deshidratación y por supuesto la muerte”, dijo el médico James Gómez Montes.
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) instituye que, el establecimiento debe contar con aviso de funcionamiento el cual debe estar a la vista de los consumidores. Debe cumplir con las especificaciones señaladas en la NOM 127-SSA-1-1994.
Asimismo, debe contar con instalaciones físicas, sanitarias, equipo y utensilios en buen estado de mantenimiento y limpios.
Para ello se debe: Observar que el área de llenado se encuentre totalmente aislada, que no sea abierta ni para entregar el garrafón, de acuerdo a la NOM-201-SSA1-2015. Que el garrafón se encuentre bien cerrado con sello de garantía sin roturas, que mencione los datos del fabricante (domicilio, marca, fecha de elaboración y número de lote).
Asimismo, que cuente con letrero de leyenda preventiva visible para el consumidor señalando el riesgo que representa para la salud de llenado de envases sucios y manejo de los envases destapados, así como la forma correcta de lavar y desinfectar los envases. Y que el personal que está en contacto con materias primas (Agua Potable), material de empaque (Envase y Tapa), producto en proceso y terminado, equipo y utensilios, debe estar limpio en su persona y ropa de trabajo (Uniforme), en todo momento cubrirse totalmente el cabello y la boca, mantener las manos limpias y sin heridas, las uñas sin barniz y recortadas al ras de acuerdo a la NOM-251-SSA1-2009.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.