• Spotify
  • Mapa Covid19

El ecumenismo por la paz

Carlos Villa Roiz

Este 9 de marzo, a las 12:00 horas, habrá una jornada de oración por la paz en Ucrania en la que participarán obispos, sacerdotes y laicos de la Iglesia Ortodoxa y de la Latina, según informó Mons. Ramón Castro, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, CEM.

En esta jornada internacional participaran religiosas del convento de la Visitación de Paray.le.Monial, Francia, que es el lugar donde sucedieron las apariciones del Sagrado Corazón de Jesús; la Basílica de Guadalupe de México, y también se unirán al rezo religiosos de Jerusalén y Roma.

La participación de México en la Basílica de Guadalupe será transmitida por distintos medios católicos vía Internet. El rosario lo presidirá el rector de la Basílica, Mons. Salvador Martínez; Lilian Santos lo hará desde Roma, Katleen Nichols desde Jerusalén, y en Ucrania lo presidirá el sacerdote greco católico Antonio Vatseba.

Por parte de la Iglesia ortodoxa, el rezo del Akáthistos, que es una alabanza especialmente mariana, será encabezada por el archimandrita Nektariy Hajji-Petropolus, perteneciente a la Iglesia Ortodoxa de la Ciudad de México.

El ecumenismo, es decir, la relación entre las iglesias cristianas de todo el mundo, tuvo sus raíces hacia 1910 cuando la conferencia misionera protestante internacional de Edimburgo inicio un proceso de convergencia por encima de todos los cismas históricos.

Siguieron otros esfuerzos en Estocolmo en 1925, Lausana 1927, Oxford en 1937, reuniones a las que asistieron representantes de Asia y África. En 1937 se hizo una propuesta para crear una oficina central que preparara un foro para estudios ecuménicos y para ella fue designado el teólogo holandés W. A. Viser, y este proyecto se concretizó en Amsterdam en 1948, poco después de la II Guerra Mundial, cuando se creó el Consejo Mundial de Iglesias, con sede en Ginebra.

La función principal de esta institución es fomentar la comprensión teológica, promover la paz internacional, atender cuestiones sociales, combatir el racismo, promover la libertad religiosa, la ayuda a los refugiados y a los oprimidos por la injusticia.

Por parte del mundo católico, desde inicios del siglo pasado, se dedica una semana de oración cada mes de enero por la unión de los cristianos, y en 1937, el pensamiento católico tomó una nueva dimensión con la obra del dominico Yves Congar. En 1960 se creó el Secretariado para la Unidad bajo la dirección del cardenal Bea y en 1961, la Santa Sede envió cinco observadores al Consejo Mundial de Iglesias reunidas en Nueva Delhi.

En el Concilio Vaticano II, el 21 de noviembre de 1964, se publicó un decreto conocido como Unitatis Redinte-gratio que reconoce a la Iglesia Ortodoxa como una iglesia hermana, con

sacramentos válidos, y desde el Concilio se han abierto espacios para el diálogo bilateral con luteranos, anglicanos y metodistas cuyo entendimiento ha venido creciendo desde el pontificado de Paulo VI, siendo especialmente intensos con Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Papa Francisco, quien hace pocos días pidió al mundo cristiano una jornada de ayuno durante la Cuaresma, dedicada a la paz entre Rusia y Ucrania.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.