• Spotify
  • Mapa Covid19

Otra razón de peso para ser vacunada

Otra razón de peso para ser vacunada

Gerardo Gamba

Es bien sabido que la inmunidad de la madre puede transferirse a través de la placenta y conferir protección al bebe durante los primeros meses de nacido. Así mismo, la leche materna también puede contener anticuerpos que, debido a la inmadurez del tracto digestivo en el neonato pueden absorberse en los primeros meses de vida y conferir protección. Un grupo de investigadores en los Estados Unidos se preguntaron si esto sería también el caso con la protección al COVID. Los resultados de su trabajo fueron publicados el pasado viernes en la revista semanal Morbidity and Mortality Weekly Report del Center for Disease Control and Prevention (CDC) de los Estados Unidos.

Se trata de un estudio de casos y controles en el que se analizó la hospitalización de bebes menores de 6 meses en 20 hospitales pediátricos de 17 estados de la unión americana, entre el 1 de julio de 2021 y el 17 de enero del 2022. De julio a noviembre predominaba la variante delta y de finales de noviembre al término del estudio la variante ómicron. El objetivo del estudio era determinar si haber recibido dos vacunas de RNA (Pfizer o Moderna) durante el embarazo tuvo algún efecto sobre el desarrollo de COVID grave en los bebes durante los primeros 6 meses de vida. Por tanto, solo se incluyeron en el estudio bebes de madres que recibieron dos vacunas durante el embarazo o que no recibieron vacuna, ni antes, ni durante el embarazo.

Se incluyeron 379 bebes hospitalizados durante el periodo mencionado. La media de edad fue de 2 meses. 80 (22%) tenían una condición médica de riesgo y 79 (21%) nacieron prematuros. 176 bebes (casos) fueron hospitalizados por COVID y 203 (controles) fueron hospitalizados por otras causas y sin COVID. La alimentación al seno materno fue de 55 % en los casos y 65 % en los controles. De los casos con COVID, el 16 % de las madres habían recibido dos dosis de vacuna durante el embarazo, mientras que, de los controles, el 32 %.

43 de los bebes con COVID requirieron ingreso a terapia intensiva (24 %). De estos, 25 (15 %) se consideraron muy graves y requirieron ventilación mecánica u oxigenación extracorpórea y uno falleció. De los 43 bebes graves, el 88 % eran de madres que no fueron vacunadas. El bebe que requirió oxigenación extracorpórea y el que falleció eran de madres no vacunadas.

Con los datos del estudio se calculó que la eficiencia de la vacunación en el embarazo para prevenir COVID en los bebes los primeros seis meses de vida fue del 61%. Esta a su vez fue mejor si la vacuna se recibió después de la semana 21 del embarazo y hasta 14 días antes del parto (80 %), que si la vacuna fue recibida en las primeras 20 semanas del embarazo (32 %). El estudio no fue un ensayo clínico controlado, que sería la mejor forma de determinar la eficiencia de la vacunación durante el embarazo. Pero, con el beneficio ya conocido de las vacunas, un ensayo clínico no sería ético. Si bien los estudios de casos y controles tienen sus limitaciones, los resultados de este trabajo sugieren fuertemente que la vacunación durante el embarazo parece conferir protección anti-COVID en los primeros seis meses al producto. Dado que la protección fue mejor cuando la vacunación ocurrió después de la semana 21, esto también sugiere que en las madres que se hayan vacunado antes del embarazo, quizá un refuerzo de la vacuna en el tercer trimestre podría ser benéfico.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.