• Spotify
  • Mapa Covid19

Dios es tan sabio, que puede cambiar de opinión

Opinión y propuesta

Mtro. Andrés Vázquez López

Para comenzar quiero mencionar que soy católico y que siempre lo he sido y, pretendo seguir siéndolo. Creo en Dios y en la Iglesia Católica. Pero ello no significa que no tenga criterio propio.

Y es por ello que, con todo respeto y desde mi ignorancia, escribo lo siguiente:

Primero: En el dogma católico, creemos que Dios es perfecto. Es decir, que Dios simplemente no se equivoca.

Segundo: En el mismo dogma católico, creemos que es Dios mismo, quien inspira a los señores cardenales de la Iglesia, para que en un cónclave elijan a un nuevo papa; que se convertirá de acuerdo con el cánon, en el representante de Dios en la Tierra y en la cabeza visible de la Iglesia Católica universal.

Tercero: En el mismo dogma católico, quienes profesamos esta fe, creemos que Dios habla con el papa. Literalmente habla con él. Es lógico, ya que es su jefe y éste es su representante terrenal. Así que sí, lo inspira y le dice qué hacer. Es decir, el papa habla CON Dios.

Cuarto: En el mismo dogma católico, creemos que, además, el papa habla POR Dios. Es decir, que de su boca salen palabras inspiradas desde lo alto.

Quinto: Además, los católicos creemos que Dios, es amor.

Si juntamos entonces todo lo anterior y tomamos en cuenta las palabras del actual pontífice, el papa Francisco: “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?”

Probablemente sea poca la apertura que estas palabras demuestran, pero sin duda son de apertura y quizá representen el inicio de un cambio en las posturas de la Iglesia y que sin duda puedan ser un alivio para muchas personas homosexuales, que también son creyentes y aman a Dios y tratan de hacer Su Voluntad.

Hay que reconocer la apertura del Pontífice, por poca que pueda parecernos y entender que la Iglesia se concibe a sí misma como una institución milenaria, así que sus cambios no son rápidos. Nunca lo han sido y muy probablemente, éste tampoco lo será. Pero lo cierto, es que, de la boca de un papa, ya se ha marcado el inicio de un cambio de postura.

Si se tuviera duda sobre la veracidad de lo aquí expresado, les dejo estos dos links, donde puede escucharse al papa, de viva voz, hablando del tema:

Probablemente muchas personas podrían estar en contra de lo aquí expresado. Reitero que se hace con total respeto a todas las opiniones y buscando incorporar lo que ha dicho el actual Sumo Pontífice sobre las personas homosexuales y el lugar que ocupan dentro de la Iglesia. Quizá alguno podría rebatir lo aquí señalado, arropándose en las Sagradas Escrituras que condenan la homosexualidad y, según el mismo dogma católico antes mencionado, son la Palabra de Dios.

¿Cómo explicar entonces que Dios haya dictado hace miles de años lo que está escrito en la Biblia y ahora su representante, que Él mismo eligió y a quien le dicta Su Voluntad, diga lo contrario? Bueno, pues lo único que se me ocurre, amable Lector es muy simple: Que Dios, que es amor; es también tan sabio, que puede cambiar de opinión.

Además, opino que es necesario e importante, generar políticas públicas educativas, en relación al cuidado, protección y preservación del ambiente.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.