• Spotify
  • Mapa Covid19

Las filias y fobias políticas

Opinión y propuesta

Mtro. Andrés Vázquez López

(Segunda parte)

Pero también es cierto que pese a mantener el apoyo mayoritario de todos estos sectores, en todos ellos salvo en el de los desempleados (por increíble que parezca), el apoyo al presidente ha disminuido a veces un poco y otras, varios puntos.

Por otro lado, el presidente no llega al 50% de apoyo en los sectores integrados por ¡trabajadores del sector público!, universitarios, profesionistas, empresarios y sus detractores. Vale la pena mencionar que, de estos sectores, en el que menos apoyo tiene es el integrado por gente que no votó por él (detractores); y ahí el apoyo presidencial ya llegó al 31.9%, por increíble que parezca. Y en ninguno de estos sectores ha crecido la aprobación del mandatario.

En la misma lógica, cuando la medición se hace por entidad federativa, el presidente tiene más del 50% de aprobación en 27 estados, siendo la excepción Jalisco, Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro y Zacatecas. Vale la pena mencionar que en el primero la aprobación es de 49.7%; es decir casi la mitad del electorado; y en el último, que es de éstos donde menos aprobación tiene, cuenta con 42.3% a favor. Es decir, por si no hubiera quedado claro, que, en estos cinco estados, el apoyo al presidente está por encima de este último dato.

¿Ante qué estamos? Bueno, reiteramos, nos guste o no nos guste, estamos frente a un presidente muy fuerte, muy poderoso y con gran apoyo popular. Por su cargo, controla al Poder Ejecutivo federal, pero en los hechos también controla a su partido, Morena; y de igual forma a las bancadas morenistas y de sus aliados tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, así como a los gobernadores emanados de dicha agrupación. Un presidente tan poderoso como no habíamos visto desde Salinas probablemente.

Muchos son los factores que explican su alta popularidad y su amplia base de poder. Son las filias de seguidores y simpatizantes de la 4T y su líder.

Por supuesto que, con semejantes apoyos, era obvio que, en el pasado ejercicio revocatorio, el apoyo de los votantes fuera abrumadoramente mayoritario para su permanencia.

Sigue siendo una incógnita el por qué la Oposición decidió no hacer campaña por el “No”. Todas sus argumentaciones carecen de lógica y nos dejan ver sus fobias, mismas que los paralizan. Como botón de muestra tenemos lo dicho por el ex candidato presidencial panista, Ricardo Anaya. Les dejo la liga del video correspondiente y pasamos al análisis:

El primer argumento que Anaya aduce es que el pasado ejercicio revocatorio, era de origen un fraude cantado. Y argumenta que, como prueba de ello, está el hecho de que el INE no tenía los recursos suficientes “para vigilar la elección como Dios manda”. Pero lo que no dice Anaya, es que, desde hace más de veinte años, todas, absolutamente todas las elecciones que se realizan en este país, las vigilan los propios ciudadanos; mismos que por sorteo son designados como funcionarios de casilla y que lo hacen voluntariamente y por civismo, es decir, sin recibir pago alguno por ello. Entonces ¿cuáles recursos para vigilar la elección “como Dios manda”?

Compartir:

1 Comentario

  • María de la Luz Villar 21 de abril de 2022

    Todo esto debe de ser para un México, mejor, no para beneficio de una sola persona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.