• Spotify
  • Mapa Covid19

Condiciones para la salud muy malas para los tuxtlecos, reporta el Sistema de Monitoreo de la Calidad del Aire; irritación en las vías respiratorias, garganta y ojos, las consecuencias

Marco Alvarado/ Diario de Chiapas

El cielo grisáceo sobre Tuxtla Gutiérrez y la zona metropolitana de este martes, ofreció condiciones de aire y para la salud muy malas, de acuerdo con el Sistema de Monitoreo de la Calidad del Aire.

Son condiciones que han estado presentes en las últimas semanas, con una presencia constante de partículas contaminantes de 2.5 micras, consideradas entre las más peligrosas para la salud humana.

Las condiciones del aire de este martes representaron un riesgo muy alto, especialmente entre menores de edad, personas con padecimientos respiratorios y adultos mayores.

Condiciones por las que no se recomiendan las actividades al aire libre para toda la población, y con especial cuidado en aquellas personas que ya presentan complicaciones respiratorias.

Este manto de humo es resultado de la acumulación de partículas menores a 10 micras y 2.5 micras, que causan irritación en las vías respiratorias, garganta y ojos.

Las más peligrosas son las de 2.5 micras, ya que logran mezclarse en el torrente sanguíneo y disolverse en el cuerpo, y han sido relacionadas con diferentes padecimientos, incluso con la diabetes.

La industria, los automóviles y los incendios forestales son los principales productores de estas partículas suspendidas que vuelven grisáceo el cielo y deterioran el aire que respiramos, por eso se recomienda a la población no hacer ejercicio al aire libre, y en caso de presentar afectaciones por una alergia o infección, acudir al médico y usar cubrebocas.

También es importante mantenerse bien hidratado y comer frutas, verduras y ensaladas, para fortalecer el sistema inmunológico.

Las personas con asma y quienes padecen enfermedades respiratorias crónicas deben protegerse más, y para evitar que esta condición se agrave, es importante no quemar basura, ni utilizar el fuego para la limpieza de predios y mucho menos permanecer en lugares cerrados con presencia de humo de tabaco.

Otra condición que favorece esta mala calidad en el aire que respiramos son los incendios forestales, debido a la liberación de micropartículas que son hasta 100 veces más delgadas que un cabello humano.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, por lo pequeñas que son estas partículas, son fáciles de inhalar y atraviesan con facilidad los tejidos, a tal punto que las investigaciones en grandes ciudades del mundo han vinculado esta contaminación por combustión, quemas y actividades industriales, con afecciones cardiovasculares, cerebrales, cáncer, diabetes e hipertensión.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *