• Spotify
  • Mapa Covid19

IMSS niega negligencia médica en hospital de Tapachula

Reproducir vídeo

• El paciente Carlos Martínez ingresó por una supuesta apendicitis aguda, pero le retiraron parte del intestino grueso debido a que le hallaron una tumoración, explica la institución

El Instituto Mexicano del Seguro Social aclaró que el paciente Carlos Martínez Medina, atendido en el Hospital Nueva Frontera de esta institución, en Tapachula, no fue víctima de una negligencia médica, sino que fue intervenido quirúrgicamente para retirarle un tumor intestinal, y hoy se encuentra recuperándose sin complicaciones, con la posibilidad de ser enviado a su domicilio.

De esta manera, niega que sea cierto lo expresado ante medios de comunicación por familiares de Martínez Medina, quienes solicitan el despido del médico a cargo del caso, además de una indemnización, debido a que supuestamente el paciente fue víctima de una mala práctica médica.

El 09 de noviembre ingresó a urgencias por dolor abdominal; al día siguiente fue dado de alta, con un diagnóstico de infección en las vías urinarias. Pero el 11 de noviembre regresó porque el dolor abdominal persistió, razón por la que fue intervenido quirúrgicamente por un supuesto cuadro de apendicitis aguda.

“Durante el procedimiento, se tiene como hallazgo una tumoración en el intestino grueso, con múltiples lesiones infectadas en todo el colon, motivo por el cual se realiza el retiro del intestino grueso hasta la porción baja del mismo con evolución satisfactoria”, respondió Javier Navarrete García, jefe de Prestaciones Médicas, a través de una tarjeta informativa.

“Hasta el momento, el paciente de la cuarta década de la vida cursa con postquirúrgico de colectomía total sin complicaciones y posible egreso en breve a domicilio”, aseguró el servidor público.

Por su parte, la familia de Carlos ya ha iniciado un proceso legal en contra de la institución y exige una indemnización económica por el daño, debido a que –sostienen- los estudios médicos realizados al intestino grueso extraído, arrojaron como resultado que el órgano se encontraba totalmente sano; además de que no les habrían pedido autorización para realizar la operación.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *