• Spotify
  • Mapa Covid19

Chamula un polvorín

Cafetómano

Bernardo Figueroa

La ineficiencia de los operadores políticos de la Secretaría General de Gobierno que liderea la educadora Cecilia Flores Pérez, podría desencadenar nuevos y serios problemas en el municipio indígena de San Juan Chamula, la detención arbitraría de Juan Shilón, líder de ese municipio y que fuera encarcelado por el entonces titular de esa dependencia Ismael Brito Mazariegos, pone en jaque a la citada dependencia y se va llevar entre las patas a la Fiscalía General del Estado y al titular del Poder Judicial.

La historia de Juan Shilón se remonta al año 2019, cuando conjuntamente con las autoridades tradicionales de San Juan Chamula, le reclamaron al entonces alcalde Ponciano Gómez, la falta de entrega de apoyos por el concepto de Copladem, buscando primero una salida pacífica se acercaron a las oficinas de la secretaria de gobierno, el que los atendió fue el dentista metido a político Jorge Cruz Pineda, junto con el Leonel Reyes.

De esas reuniones, nunca salió nada bueno, el dentista llegó incluso a decirles que no entendía que era lo que quería, fue la posición de una diputada local, la que logró calmar los ánimos de los enojados chamulas que amenazaban con desatar una verdadera movilización, la prudencia de la legisladora contuvo los caldeados ánimos, sin embargo, Cruz Pineda y Leonel Reyes siguieron azuzando la pelea entre chamulas.

Tras largas pláticas, por fin el grupo encabezado por Juan Shilón lograron tener algo de lo que estaba pactado, los engaños de los funcionarios eran demasiado y la ira de los chamulas iba en aumento, por lo que una acción logro medio calmar los ánimos por un rato.

Una vez calmada la situación, Cruz Pineda por órdenes de su jefe Ismael Brito, inició serias negociaciones con el alcalde Ponciano, los rumores señalan que fueron cañonazos bastante fuertes para que desde segundo piso de palacio le dieran protección a un edil que estaba ya en la mira de las autoridades tradicionales que ya no querían saber nada.

El cobro de piso que le hicieron a Ponciano, al igual que Alfredo Gómez de Oxchuc, fue parar la situación y crear un distractor, entonces, se sobrevino la molestia generalizada de los indígenas tzotziles, quien sin miedo y acostumbrados a sus “Usos y Costumbres” comenzaron una serie de acciones, todas estas movilizaciones y asuntos que hubo en ese año, se las endilgaron de mala manera a Juan Shilón, era el candidato natural de los chamulas a suceder a Ponciano y pondría en entredicho los millones de pesos que faltaban en las arcas públicas.

El quid del asunto que detonó la detención de Juan Shilón, fue la movilización de miles de chamulas que, enojados por los incumplimientos del Secretario de Gobierno y del alcalde, tomaron la alcaldía, una acción que ya tenían contemplada las autoridades estatales, sin embargo, Brito y Cruz Pineda dejaron que pasara para poder culpar a Juan Shilón.

En la toma del edificio y como suele suceder en esa zona, destruyeron papelería y algunos vidrios rotos, sin embargo, el alcalde conjuntamente con Brito, Pineda y Leonel Reyes armaron todo un show y culparon que se “habían perdido” cerca de 50 computadoras, motivo por lo que la FGE, con todo el peso que implicaba tuvo que iniciar una carpeta de investigación.

Esto llevo a la detención del líder natural de los chamulas, que estaban por iniciar una verdadera movilización, situación que fue contenida por el propio dirigente, mientras la FGE apoyada por la gente de Ismael Brito lanzaron el comunicado y fue su espada durante un tiempo de que esta aprensión se dio a que hubo un robo fuerte contra el ayuntamiento.

El comunicado citaba el dirigente tzotzil estaba acusado de los delitos de robo agravado y motín cometido en agravio del ayuntamiento de Chamula, que presidía Ponciano Gómez, del partido Morena.

Ante esa situación y la cercanía de los procesos electorales de 2021, la orden fue dada antes de salir de la Segob por Ismael Brito a sus compinches Jorge Cruz Pineda y Leonel Reyes, “de mantenerlo detenido, bajo pretextos de que no había audiencias y una serie de tornillos legales contra sus abogados.

La novela del líder indígena continúa, sigue preso en el penal de El Amate, aun cuando la secretaria actual de Gobierno, sabe que el delito que le imputan no es grave y debió salir con pago de fianza o bajo caución, además de que no pudieron probar que el inculpado estuviera involucrado en tales hechos.

Así como lo lee, Juan Shilón fue detenido y cuando quisieron los de la FGE probar su responsabilidad se encontraron con que el detenido estaba detenido en Teopisca, obran en el expediente judicial, las pruebas, cosa que el juez ha querido eludir, pero no porque quiera sino porque se lo ordenaron desde palacio.

Lo grave del tema es que una vez que salga este líder de los chamulas que va a pasar, Ismael Brito, no será eterno diputado federal y al paso que va y por las denuncias que hay en su contra al igual que Cruz Pineda, y Leonel Reyes sumados al Auditor Superior Uriel Estrada, más bien podrían ser inquilinos del Amate y no de San Lázaro.

En el caso de Juan Shilón, hasta el poder judicial no se salva, Juan Oscar Trinidad Palacios, debe de ponerse trucha y decirle al que manda en Chiapas, la gravedad del asunto al violentar de manera reiterada los derechos de un ciudadano, que incluso en una de esas y la pus brinca hasta esos lugares.

Así pues, un tema que aún dará mucho de qué hablar, la libertad de Juan Shilón, está en veremos, la Secretaría de Gobierno, debería empezar a buscar los acuerdos para que una vez libre Juan Shilón no los vaya mínimamente a demandar por daños y prejuicios, además de una nula impartición de justicia, así que hay que lo vean.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.