• Spotify
  • Mapa Covid19

Morena, la guerra

Cafetómano

Bernardo Figueroa

En el complejo mundo del Movimiento de Regeneración Nacional, hoy partido Morena, ya se vive la crisis de una guerra sin cuartel, lo que tanto pregonó en su momento el líder de ese movimiento se ha convertido con el paso del tiempo, un corto tiempo, en su talón de Aquiles, la lucha sin cuartel a nivel nacional, no cede y por el contrario amenaza desbordarse.

Sin ser fatalistas, el hoy nuevo partidazo, es una mala copia del PRI, de ese dinosaurio que tanto dijeron que iban a combatir, basta ver la forma en que se conducen, la forma en que se deciden sus acciones, un López Obrador encumbrado, al grado de que la misma oposición esta aplastada por su juego mental y psicológico que tiene con ellos.

Para los opositores, la forma de hablar, de vestir, de sentarse y de conducirse de AMLO, es el pecado, no se dan cuenta que mientras ellos pierden el tiempo con esas nimiedades propias de alguien que sabe cuál es la debilidad de sus opositores, López Obrador camina seguro a una segunda presidencia de México.

Su astucia, ha superado a los viejos priístas, o son los mismos viejos dinosaurios incrustados y santificados por López Obrador los que le dan los consejos y las armas para debilitar a sus antes poderosos opositores, hoy la realidad es que, a menos de tres años de una elección presidencial, ningún partido tiene un candidato fuerte, por el contrario, López Obrador, que no Morena, tiene corcholatas suficientes.

Por un momento los opositores, lograron sacar de sus cabales a AMLO y mostró su verdadero rostro, desencajado, contesto a las burlas a su vástago, su ira fue tanta que, en la conferencia mañanera de ese día, dejo su modo parsimonioso y falso de hablar para dar el manotazo en el pulpito, fue tanta su rabia que los opositores, cuales perros apaleados callaron y no se percataron de lo que aquí se escribe.

La conformación de lo que viene en el 2024 está en marcha, los Morenos y su líder saben que las posibilidades de mantener la hegemonía por lo menos otros 6 años está latente, sin embargo, la duda es donde ir aliados, donde poner una dama y donde dejar que los opositores tengan un su pedacito, es una pregunta que seguramente ya tienen resuelta.

En Chiapas, la cosa no pinta suave, el único problema y que AMLO sabe a ciencia cierta, es que en este terruño que él considera su ranchote y propiedad personal, junto a su hermano Pío Lorenzo, no manda Morena, sino que su aliado el PVEM es quien tiene la fuerza y la estructura para quitar o poner un gobernador.

Aunque a los Morenos les duela, saben que el territorio chiapaneco, esta infestado de militantes del PVEM, que no son otros que los mismos que fueron traicionados por el PRI, PRD o PAN, el refugió y cabida que les dio el Verde rindió sus frutos, durante las pasadas elecciones mostraron el musculo y quedó claro en Palacio Nacional quien tiene el control.

Para muchos analistas, los morenos encabezarán la candidatura al gobierno de Chiapas, eso sería para ellos lo ideal, el problema es que pese a tener también algunos activos, la realidad es que el fuerte está en el PVEM y como se decía en la entrega anterior, la Alianza, coalición o como le quiera llamar, al menos en esta aldea, estará sujeta a la decisión de que genero encabezará la candidatura.

Por el momento varias damas no pierden el tiempo y se mueven comienzan a tratar de seguir los pasos de los adelantados, de los dedeados, en el buen sentido de la palabra; algunas con poder sacan sus alfiles, sus operadores, otras que ya fueron o estuvieron en espacios de elección popular comienzan a trazar posibles alianzas, el famoso “Si no vas tú, apóyame a mí”, ya está entre las mujeres que tienen el derecho legítimo de ser candidatas, solo hay un pequeño pero, todas las posibles aspirantes, al menos las visibles, son de las que piensan que por herencia, o derecho de sangre o alcurnia, son las únicas que pueden.

La primera batalla

En fin, la guerra morenista aún dará mucho de qué hablar, este próximo 22 se sabrá quienes son los elegidos a las consejerías de ahí podría comenzar una futura unidad o un verdadero tsunami de rupturas, los aspirantes a la dirigencia, son solo títeres de interés oscuros de más arriba, la verdadera militancia, en este como en otros partidos es relegada, puesta solo en el combate en el sacrificio.

De todos los aspirantes, de acuerdo a supuestas encuestas, Enoc Hernández, sería el hueso duro de roer, es un activo que nació de la nada, lo han tachado de todo, pero siendo sinceros, es el único que ha podido sacarle un susto y de los buenos a los empoderados gordos o al llamado triunvirato.

Ciro Sales, Marcelo Toledo, son los apestados, el vender las candidaturas en 2021 y 2022, terminó con su sepultura política, Marcelo Toledo quien despuntaba para tener espacios, prefirió cambiar sus canicas por botas de charro y se alió a quienes después le tendieron la cama para que no fuera ni siquiera oliera la candidatura a la presidencia de Tuxtla.

Ciro de negro historial, abogado gris, sin mayor mérito que ser porro y golpeador, acostumbrado a los trabajos oscuros, un personaje gris, sin mayor relevancia, pero con un súper poder, supo ser amigo en su momento de Toledo, de ahí surgió como candidato a diputado federal y luego como encargado de Morena en Chiapas.

Manuela López Obrador, mujer que nunca apareció en la escena política, hasta que su tío el presidente ganó la elección, tiene una derrota sentimental que es de donde nace su odió a ciertos personajes de la política pública chiapaneca, pero la señora, no tiene ni tablas y con amenazas y arengas piensa que ya ganó, su única arma es el apellido.

Desde el café… Quien no se anda por las ramas, camina y sigue su trabajo para dejar finanzas sanas en la entidad es el secretario de Hacienda Javier Jiménez, que a diario le mete duro a la talacha y ahora ya anda metiendo orden en las dependencias, lea usted para que vea el despeño de este buen servidor público… El secretario de Hacienda, Javier Jiménez Jiménez, informó que actualmente se cuenta con un sistema para evaluar el desempeño de las y los servidores públicos de la administración pública estatal, sin precedente alguno, el cual permitirá mejorar las funciones de todo el personal que labora en las diferentes dependencias gubernamentales.

Señaló que, a través de la Coordinación General de Recursos Humanos, se está implementando esta evaluación del desempeño, con el objetivo de eficientar los procesos administrativos en todos los ámbitos de la administración pública, generando grandes beneficios como el ahorro en costos administrativos y la motivación para que todas y todos adquieran el compromiso de profesionalizar su labor diaria, además de fortalecer los procesos de comunicación.

Javier Jiménez destacó que, dicho sistema también servirá para la detección de necesidades de capacitación y mejorará los procesos de trabajo, de tal manera que las mujeres y hombres dedicados a la función de la administración pública estatal estén capacitados para enfrentar todo tipo de circunstancias, evitando dilaciones en su trabajo.

Con este sistema, el Estado de Chiapas contribuye a la modernización de la administración pública, impulsando un enfoque basado en resultados que permitan medir el desempeño laboral con relación a las metas institucionales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.