• Spotify
  • Mapa Covid19

Resarcir nuestra deuda con la libertad de expresión

Enrique Jiménez de la Mora

Pluma de Gallo

El 7 de junio, el presidente Andrés Manuel anunció el plan de seguridad social para periodistas independientes. Esto no es un asunto menor, pues se trata de la garantía de un derecho básico para un gremio que en los últimos sexenios ha vivido en carne propia las consecuencias de la violencia en el país y el arrebato de derechos sociales como consecuencia de las políticas neoliberales. Además, sin un periodismo independiente con condiciones dignas de trabajo, la libertad de expresión se vería aún más lastimada.

Para mitigar las consecuencias de lo anterior, se planteó esta nueva política. El programa funcionará de la siguiente manera. En cuanto a los recursos para su ejecución, el gobierno federal destinará 25 por ciento del presupuesto de publicidad oficial en medios de comunicación, al programa de seguridad social para periodistas. Además, la medida contempla la cobertura total del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo cual incluye seguro de enfermedades y maternidad, seguro de riesgo en el trabajo, seguro de invalidez y vida, seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez y, finalmente, de guarderías y prestaciones sociales.

Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social, mencionó que aproximadamente 15 por ciento de las y los periodistas del país, ejercen su trabajo en la modalidad de independientes o freelancers, lo cual equivale a un total de 6 mil personas aptas para entrar al programa. Antes de implementar el programa, el gobierno federal creó una plataforma para que las y los periodistas puedan registrarse (http://www.imss.gob.mx/periodistas-por-cuenta-propia). Los requisitos que se solicitan son los siguientes: ser periodista y trabajar por cuenta propia, contar con evidencia del trabajo realizado durante los últimos 12 meses y haber trabajado en un medio de comunicación.

Vale la pena señalar que se formará un comité de expertos para acreditar la experiencia y seleccionar con certeza a quiénes podrán ser parte del Censo de Periodistas que pueden incorporarse al IMSS. Luego, cada periodista recibirá un dictamen aprobatorio para recibir sus beneficios.

Estoy convencido, al igual que muchas personas, que este nuevo programa tiene la virtud de resarcir una deuda histórica con quienes han dado su vida por la verdad. Creo también, que dignificar las condiciones de trabajo de este gremio, refleja la voluntad del gobierno por abrigar a la primera línea de defensa de la libertad de expresión.

Por último, no quiero dejar pasar el simbolismo político que implica el origen de los recursos. No olvidemos que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se gastó más de 60 mil millones de pesos en publicidad oficial. Hoy, tenemos un gobierno que bajo la bandera de la austeridad republicana ha gastado mucho menos y ahora destinará una parte del dinero a garantizar la seguridad social del periodismo independiente. Desde mi punto de vista, esta medida refleja voluntad para combatir problemas estructurales al mismo tiempo que critica implícitamente el despilfarro publicitario de gobiernos anteriores.

¡Jala Pluma Gallo Giro!

Enrique Jiménez De la Mora.

Licenciado en Ciencias Políticas con Especialidad en Administración Pública y Políticas Públicas.

Titular de la Jefatura de Servicios de Salud en el Trabajo Prestaciones Económicas y Sociales.

I.M.S.S. O.O.A.D. Chiapas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.