• Spotify
  • Mapa Covid19

ELSSA: el nuevo paradigma de salud y seguridad en el trabajo

Enrique Jiménez De la Mora

Pluma de Gallo

He notado que en este espacio de letras y reflexión compartida hay un tema que se repite constantemente. No sé si sea coincidencia, destino o una inconsciente inclinación por esa problemática. Pero desde hace un par de meses que cité la manera en que la película Las Sufragistas retrata cómo unas condiciones indignas de trabajo pueden acarrear problemas de salud e incluso arriesgar la propia vida, me he encontrado en la necesidad de hablar una y otra vez sobre ese tema. Así, hace poco hablamos también de la Ley Minera y de la fecha conmemorativa del 28 de abril que internacionalmente celebra el Día Mundial de Salud y Seguridad en el Trabajo.

Hoy, con mucha tranquilidad y orgullo puedo decir que la institución en la que tengo el honor de laborar está tomando medidas únicas al respecto. El lunes 2 de mayo, el director del Instituto Mexicano de Seguridad Social, Zoé Robledo, presentó en el Parque Fundidora en Monterrey, el programa Entornos Laborales Seguros y Saludables (ELSSA). Éste consiste en una convocatoria conjunta para prevenir accidentes y promover la salud en los centros de trabajo de todo el país.

El programa, desde mi punto de vista es sin duda, paradigmático. En primer lugar, porque el “postulado fundacional” (como dijo Robledo) es que “el trabajo digno tiene un efecto positivo en la salud de las personas y la productividad de las empresas”. Esta frase es mucho más profunda de lo que parece, pues a diferencia de otras administraciones, por primera vez se está colocando a las y los trabajadores como prioridad al mismo tiempo que se encuentra el punto de conciliación y se hacen explícitos los beneficios que esto implica para el sector privado.

En segundo lugar, el programa marca un antes y después en la manera de cuidar a las y los trabajadores en su espacio de trabajo porque a diferencia del gobierno anterior, la promoción de la seguridad y salud en el trabajo no se limita a hacer “campañas de concientización” sino que se trata de implementar una serie de medidas concretas y tangibles para las y los trabajadores. Ahora las empresas recibirán asesorías, certificaciones y además serán receptáculos de incentivos como el Premio Nacional ELSSA; el cual se entregará en función del nivel de cuidados efectivos a sus empleados y empleadas. En tercer lugar, porque ELSSA es impulsado por un acuerdo nacional que conjuga tres sectores fundamentales: al gobierno, al sector privado, sindicatos y personas trabajadoras.

Como nunca antes hay voluntad para que todas las personas: desde el sector agrícola, textil e industrial, hasta el de la minería puedan tener vidas con más bienestar a través de trabajos más dignos gracias a ELSSA. Por eso, el programa cambiará vidas en muchos sentidos: para tener salud, para no riesgos y trabajar dignamente.

¡Jala Pluma Gallo Giro!

Enrique Jiménez De la Mora.

Licenciado en Ciencias Políticas con

Especialidad en Administración

Pública y Políticas Públicas.

Titular de la Jefatura de Servicios de Salud

en el Trabajo Prestaciones Económicas y Sociales.

I.M.S.S. O.O.A.D. Chiapas.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.