• Spotify
  • Mapa Covid19

Arte y Cotedianeidad

¿Purifica el fuego?

Jorge Alberto Rincón Acebo jorgearinconacebo@gmail.com

Diez años ininterrumpidos

El 20 de enero de 2012, salió a la luz Arte y Cotidianeidad. Comentando luces y sombras del séptimo arte. Han trascurrido 10 años y un mes.

En todas las celebraciones se habla de ‘la purificación por el fuego’. Es figurado, lo que se transforma en brasa y carbón, no se come.

En cambio, la carne descompuesta la comen zopilotes, gusanos, moscas y otros animales. Las lombrices las comen guajolotes, pollos, cerdos y a ellos los comemos. Nuestros desechos se transforman en tierra, haciendo crecer a las plantas, comidas por animales y personas. Sangre derramada y cadáveres de animales sepultados al pié de los tamarindos que no daban frutos, hacen surgir ramas nuevas y frutos. En cambio, la tierra carbonizada pierde raíces, al soplar el viento se lleva la tierra y deja la piedra pelona. Con los años escasea el agua y se hace desierto. Quemar hasta carbonizar no purifica: reduce la materia biológica, destruyéndola, evitando el proceso de putrefacción, reduciéndola a cenizas compuestas por elementos. Al perderse los nutrientes producidos en cientos de años, se desperdicia, partiéndose de cero. El carbono liberado en exceso es nocivo para los que viven.

Ahora, observa cuando el fogón se encuentra dentro de la habitación donde habitas: mueres más pronto, padeces de tos. Antes de morir vomitas sangre y no es tisis. El humo se apodera de tu interior, devorándote, consumiéndote, acabando en puros huesos y como si fueras un pabilo que se agota, se apaga. Si el frio es intenso, está el hogar encendido y se encierra el humo, mueren y su piel es violácea, los corrompe el virus (que significa veneno). Así lo llamamos en el Siglo de las Luces, el XVIII.

La marcha de las candelas a través de la purificación de la luz, rebasa lo metafórico. El concepto de purificación, sirve para diferenciar sustancias puras y mezcladas a través de observar el líquido surgido de una fruta, de un tallo o de un manantial. Se asocia con la salud y la enfermedad. Si ingieres agua turbia, mínimo poseerás vómitos y diarreas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.