• Spotify
  • Mapa Covid19

Arte y Cotidianeidad

Guía los pasos de sus críos

Jorge Alberto Rincón Acebo jorgearinconacebo@gmail.com

-Dios es masculino, no femenino. El varón entrega su cuerpo al ejercicio, a la guerra destructiva, única manera de mantener la vida.

-Está mal, Párroco Orígenes. Habla usted de amor en sus peroratas y reconoce la guerra como justa. ¡Vil contradicción! -No entiende usted, María. Hubo Papas como Julio II, guerreó y los habrá en el futuro. ¡Sin guerra es imposible preservar la especie! Léase humanidad.
Ni Lutero pudo evitar guerras de religión. Calvino fue aguerrido. Están en el noveno círculo infernal. Por ser posteriores a Dante, no plasmó sus nombres. Léelo y sabrás.
La guerra es violencia, delirio, revancha, purificación.
Los hombres matan hombres y Dios es amor.
La iglesia perdona el pecado capital de privación de la vida, mediante arrepentimiento y resarcimiento a la casa del señor, Vaticano. ¡Ahí está el misterio! ¡Será el sereno! Río. María de Angulo mientras, se marchó diciendo: Dios no es humano, menos varón.
Los pensadores le otorgan cualidades humanas. Evitan explicar la imposibilidad del bien total. Evaden hacerlo, alegando misterios. No es justo comer a los animales como Polifemo comió a los compañeros de Odiseo.
Africanos y pobladores de mares del sur, comen hasta los cuerpos de sus familiares fallecidos enfermos, adquiriendo semejante mal. Así nos pasa cuando comemos puerco con grano: nos salen granos en el músculo, adquiriendo el mal divino de las convulsiones de Pablo, Constantino y Mahoma.
Progenitores preservadores de funciones paternas y maternas, para guiar los pasos de sus críos.
Madre y padre se logran o fracasan, al conservar la figura paterna y el varón para que guíe los pasos de sus críos. Él piensa como varón y ella como hembra humana, guiándolos como varón y mujer. Si guardara el respeto, evitaríamos las guerras, hambruna, esclavitud… menguarían enfermedades y no habría peste.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.