• Spotify
  • Mapa Covid19

Coronación de Agustín de Iturbide

Roque Gil Marín Vasallo

Comitán, Chiapas

El Imperio Mexicano. Desde la venturosa fundación de La Gran Tenochtitlán, efectuada el 13 de marzo de 1325, hasta su caída por el conquistador español efectuada el 13 de agosto de 1521 -y la muerte del último emperador azteca Cuauhtémoc en 1525- lo que primero fue el Imperio Azteca gobernado por reyes y emperadores y luego se convirtió en La Nueva España a partir de su sometimiento, transcurrieron en promedio 500 años de gobiernos monárquicos, tanto indiano como hispano.

Lo anterior significa que la gran nación azteca primero y la grandiosa colonia española después, solo habían sido gobernadas por grandes monarcas reales y la estirpe que formaron esas familias gobernantes y jamás sabían de gobiernos presidenciales democráticos; por lo que para formar un gobierno, luego de proclamar su Independencia, los caudillos mexicanos tuvieron que basarse en El Plan de Iguala o Plan Libertador, para regirse.

¿Qué establece El Plan de Iguala? Firmado por Vicente Guerrero, los Insurgentes y el caudillo realista Agustín de Iturbide, es el documento rector del destino histórico que debería seguir La Nueva España, luego de su independencia de la madre patria: España, y de toda nación extranjera.

El documento que establece las reglas que respetarían insurgentes y realistas novohispanos luego de lograr la independencia, llamado Plan de Iguala, aceptado por ambos bandos y firmado por ambos caudillos el 24 de febrero de 1821, en Iguala, Gro., ordena en su Cláusula “C” lo siguiente: “El Gobierno de La Nueva España, será de una monarquía moderada basada en una Constitución” Y la Cláusula “D” ordena que: “Su Emperador será el Rey Fernando VII o algún otro de la casa reinante en España”.

En ninguna de sus Cláusulas se contempla la posibilidad de hacer de México una república democrática y soberana, sino que seguirían con el tipo de gobierno monárquico que desde siempre habían tenido. Si Fernando VII hubiera venido a reinar o alguno de los miembros de la casa real española, hubiera sido nombrado por éste monarca para reinar en México, nuestro país seguiría siendo, como sigue España, una monarquía, tomando como fundamento de sus intenciones personales y contando con la complicidad de muchos influyente políticos de su tiempo, el caudillo Agustín de Iturbide se proclamó Primer Emperador de México con el título de “Agustín Primero”, el 19 de mayo de 1822. Iturbide, pretendió Implantar Un Imperio criollo, independiente y republicano, que fue rechazado por todo mundo.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.