• Spotify
  • Mapa Covid19

Miguel de Cervantes, quiso emigrar a Cartagena de Indias en 1586

Krzysztof Sliwa / Atlántico, Barranquilla, Colombia

(Primera de dos partes)

El benemérito médico Emilio Maganto Pavón, Jefe de Sección de Urología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, ex profesor asociado de la Universidad de Alcalá de Henares y autor de los estupendos libros: El poeta Pedro Laínez (1538-1584), respaldado por los 63 nuevos datos, 9 poemas redescubiertos y 4 firmas autógrafas del «antiguo y verdadero amigo» del glorioso Manco (1547-1616), el madrileño Pedro Laínez (1538-1584), «extremo de discreción y sabiduría»; La familia Villafranca y Miguel de Cervantes (Alcalá de Henares, 2014); e Isabel de Saavedra. Los enigmas en la vida de la hija de Cervantes (Madrid, 2013), primera biografía de su querida Isabel, reforzada por los 21 nuevos datos; halló 51 joyas documentales enlazadas con el sueño americano de Miguel, publicadas en «El gobernador y capitán general de Cartagena de Indias Pedro de Ludeña y Miguel de Cervantes (Nuevos datos documentales que sugieren que el autor de La Galatea intentó viajar a Cartagena de Indias en la primavera de 1586)», eHumanista 57 (2024), 403-441.

Recuerdo que hasta la fecha se documenta que Miguel quería emigrar al Nuevo Mundo tres veces -el 16 de noviembre de 1581, el 8 de agosto de 1582, y el 16 de mayo de 1590- como asalariado de la Monarquía Católica (1479-1716); y ahora, el biógrafo cervantino Emilio prueba que desde 16 de enero de 1586 hasta el 9 de agosto de 1586, Cervantes quiso trabajar en «La Ciudad Amurallada», ubicada a orillas del mar Caribe, en el Nuevo Reino de Granada bajo la jurisdicción de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá, el más alto tribunal de la Corona española (1550-1717) (E. Maganto Pavón, «Nuevos…», 403). Es más, el biógrafo cervantino Alfonso Dávila Oliveda, autor del excelente libro Miguel de Cervantes. Apuntes para una biografía (Círculo Rojo, 2023), asegura que Miguel podría haber visitado México en el virreinato de la Nueva España (1535-1821) dos veces, entre 1596 y 1613.

Gracias al profesor Emilio disponemos de la ceremonia de velaciones -celebrada el 16 de enero de 1586 y destapada después de 406 años- de Miguel y su amada esposa Catalina de Salazar y Palacios, hidalga de Esquivias e inspiración del «Príncipe de las Letras Españolas» conforme al historiador Sabino de Diego Romero, autor de la excelente obra: Catalina, fuente de inspiración de Cervantes (Punto Rojo, 2015), donde aparecen Pedro de Ludeña, gobernador de «La Fantástica», y los participantes de la ceremonia: militares y amigos vinculados a América Latina y al Real y Supremo Consejo de Indias del Reino de España (1511-1834).

Al lado de ello, Emilio localizó las nuevas referencias genealógicos de la familia Ludeña, «lo que permitió desentrañar la confusión bibliográfica que existía entre los hermanastros Fernando de Ludeña (y Urbina), poeta (c.a.1580-1634), y Fernando de Ludeña (y Barrionuevo), militar (c.a.1584-1657), error ya intuido por Frances Slanina en su tesis doctoral: Don Fernando de Lodeña y los Lodeña en la literatura. Este investigador fue el primero en sospechar que los datos biográficos de ambos personajes estaban entremezclados y que los dos eran hijos del mismo padre: Fernando de Ludeña, hermano menor de Pedro, segundogénito de la familia y presunto amante de Magdalena de Cervantes (L. Astrana Marín, VI: 410-411)».

Al mismo tiempo es importante dejar sentado que la nueva documentación, pone de relieve que Pedro de Ludeña o Lodeña (1539-1607), esposo de Ana de Arguello, tuvo seis hijos: «Pedro, Diego, Alfonso, Francisco, Juan y Constanza»; que Pedro tuvo «un criado llamado Pedro de Salazar, posiblemente pariente de la familia de Catalina, esposa de Miguel; que Pedro de Villafuerte, natural de Borox, a escasos kilómetros de
Esquivias, realizó las pruebas para su ingreso como religioso de la Orden de Calatrava; y que en Esquivias vivió Pedro de Villafuerte, tío de Juana Gaitán, esposa de Pedro Laínez». Además, Emilio cita a «Luis Gaytán de Vozmediano, natural de Toledo y traductor de la obra del italiano M. G. Giraldi Cinthio (1504-1573), De Gli Hecatommithi, amigo de Cervantes, quien leyó su obra porque se inspiró en él para escribir Los trabajos de Persiles y Sigismunda (Madrid, 1617), y afirma que «Catalina de Salazar-Vozmediano Palacios y Juana Gaitán estaban emparentadas (S. de Diego Romero, Catalina…, 262-263), y quizás las dos mujeres podrían ser las descendientes coetáneas de los vínculos ancestrales, no tan lejanos, entre los Lodeña, los Vozmediano, y los Villafuerte madrileños» (E. Maganto Pavón, «Nuevos datos…», 418-20).

Continuará…

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *