• Spotify
  • Mapa Covid19

Max, logra ganar la primera fecha de la temporada 2024 este fin de semana

Agencias
Diario de Chiapas
Max Verstappen, piloto de Red Bull y campeones defensores en la Fórmula 1, comenzaron la temporada en Bahréin de la misma manera que acabó el año pasado en Abu Dabi: persistiendo en su hábito de dominar la parrilla de la Formula 1 y consiguiendo el primer triunfo de una temporada.
El tricampeón del mundo, que persigue su cuarta corona, superó al mexicano Sergio Checo Pérez, su compañero en Red Bull, que terminó segundo a más de 22 segundos, mientras que el Ferrari de Carlos Sainz completó el podio en Sakhir.
A Verstappen, que salía primero, le bastó con una vuelta para sacar el rodillo y evitar que el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) tuviera acceso al DRS y empezar a hacer trizas el sueño de los otros diecinueve pilotos de la parrilla, que observaron desde la pista la superioridad de un insaciable ‘Mad Max’.
Leclerc, que terminó cuarto y que fue de menos a más en la carrera, se tiró al exterior de la primera curva después de que el neerlandés se protegiera tras una buena salida del monegasco, pero el tricampeón del mundo demostró que, teniendo el interior, iba a ser imposible pasar al Red Bull, que, por si alguien dudaba de su ritmo, también terminó con la vuelta rápida de carrera.
De hecho, el monegasco tuvo que frenar para no chocar contra el neerlandés, lo que propició que pilotos como Checo Pérez tuvieran que frenar y no pudiesen subir alguna otra posición –pero el tapatío también movió bien y adelantó a Sainz, a partir de ahí construyó su carrera rumbo al podio.
Charles Leclerc tuvo una mala competencia con un inestable Ferrari al cual no pudo dominar en el stint inicial, con múltiples bloqueadas y problemas con mantener el ritmo. Fue adelantado por George Russell y Checo Pérez, y antes de que pasara por boxes, también Sainz dio cuenta de su compañero.
Así Verstappen se lleva la primera carrera del año, tal y como hizo el año pasado, campaña que dominó a placer y que ahora amenaza con volver a hacer.

Remontada de Sergio Pérez

Agencias
Diario de Chiapas


Checo Pérez ayudó para que Red Bull diera el primer golpe sobre la mesa de la temporada y lograran el 1-2 del Gran Premio de Baréin, en una carrera en la que el mexicano demostró su velocidad y gestión de neumáticos para subir a su primer podio del año.
El tapatío comenzó de buena forma la carrera al superar a Carlos Sainz antes de la primera curva. Incluso, estuvo cerca de doblar en la primera curva en la tercera posición, pero Charles Leclerc frenó antes y provocó que el mexicano se quedara corto en su aspiración por ponerse entre los primeros lugares desde el primer momento.
Red Bull guardó todas sus cartas para la segunda mitad de la carrera, por lo que en la primera mitad el tapatío mostró el ritmo de carrera que mostraron desde los test de pretemporada y esto lo dejaron en claro con los rebases del auto N° 11.
En la vuelta siete, el tapatío recortó el tiempo de 3 segundos que tenía ante Charles Leclerc, por lo que en la segunda zona del DRS del circuito pasó al piloto de Ferrari con una maniobra limpia sobre los pianos.
Checo Pérez subió al segundo puesto de manera momentánea ante el ingreso a pits de George Russell. Checo Pérez entró una vuelta después a con goma dura y lo hizo en el noveno lugar, por detrás de George Russell.
Checo Pérez y Russell se reencontraron rápido en pista y para el giro 14 Checo Pérez llenó los espejos del piloto de Mercedes. En la zona de DRS se puso a la par y con una tijera superó a su rival.
La estrategia fuerte para Red Bull entró en acción a la vuelta 37, cuando metieron primero a Checo Pérez por los neumáticos suaves nuevos, siendo el único equipo en la parrilla con un juego sin usar y teniendo una ventaja sobre el resto.
Checo Pérez no perdió posición en pista y mantuvo a raya a Carlos Sainz, quien marchaba en la tercera posición.
El mexicano tuvo una segunda mitad de carrera plana, sin contratiempos y manteniendo a raya al piloto de Ferrari, a quien le marcó una ventaja de 3 segundos.
Carlos Sainz buscó atacar al tapatío en la última recta de la carrera, pero su ritmo fue muy inferior al de Red Bull, ya que la diferencia entre ambos pasó de 3.5 a los 4.4 segundos. Demostrando que su elección de neumático fue la correcta.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *