• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Denuncia Pública, ¡Presente!

Hace tres años, con el surgimiento de la Torre Digital en toda su dimensión, el programa Denuncia Pública inició trasmisiones para darle un espacio a la ciudadanía ávida de respuestas institucionales a sus demandas en materia de servicios públicos.

Justo en este tiempo, con el impulso que el corporativo Diario de Chiapas le ha dado a su barra programática a través de las redes sociales, surgió este proyecto comandado por Felipe Alamilla, quien, con su peculiar estilo de conducir el programa, ha ido consolidando el propósito: que la gente se anime a denunciar, a decir lo que está mal hecho, lo que no se hace o los abusos que pudiesen cometerse.

El programa, como toda propuesta, buscaba llegar a los corazones de los chiapanecos, pero de aquellos a los que la vida se ha encargado de no ser tan generosa, a los que por equis circunstancia no han logrado entrar a los círculos sociales, por llamarlos de alguna manera, de la clase media o pensando en grande, pudientes.

Denuncia Pública se dirige a las clases sociales más desprotegidas, a los hombres y mujeres que van al día, que trabajan, que luchan por llevar el pan diario a sus hijos, que pagan impuestos, pero también que sufren las infamias de las autoridades que olvidan que su función de llevar servicios sociales es una obligación.

Desde hace un mes, el 6 de julio, comenzó una nueva encomienda: llevar el programa hasta el lugar de la noticia, hasta la sede donde viven los protagonistas de las denuncias. Los habitantes de las colonias populares más desprotegidas y olvidadas hoy tienen voz. Los micrófonos y el personal humano del Diario Multimedia y Diario de Chiapas hacen acto de presencia los miércoles de cada 15 días.

Por cuestiones de logística, por un lado, y por otro, porque hay que atender las solicitudes de todos los chiapanecos, los programas de contacto de primera mano se están realizando cada dos semanas, aunque la intención es que sea los tres días de la semana (lunes, miércoles y viernes) los que se tomen como tribuna desde las colonias la trasmisión de los programas.

El propósito tiene metas más ambiciosas: salir a los diversos municipios para hacen las trasmisiones en vivo y darles voz a los habitantes de estas demarcaciones. Municipios aledaños como San Fernando, Berriozábal, San Cristóbal de Las Casas, Suchiapa, Ocozocoautla, Cintalapa, Jiquipilas, Villaflores, y Villacorzo, entre los contemplados en una primera etapa.

Cerro Hueco y Linda Vista Shanká, fueron las primeras colonias que tuvieron contacto con Felipe Alamilla. Asombran los problemas que existen en materia de inseguridad, alumbrado público, mal estado de las calles, drenajes colapsados, falta del servicio de agua potable, desatención a los problemas por parte de los funcionarios, que, dicen los afectados, se encierran en sus oficinas y no reciben ni atienden a la ciudadanía.

Algo que suele tomarse como trillado es que los ciudadanos se quejan de que los políticos de todos los partidos los conocen sólo en tiempos electorales. De ahí en adelante no los vuelven a ver en su vida, sólo cuando conocen de ellos que se han metido en camisa de once varas, lo que traducido al español significa, que sean sorprendidos en actos de corrupción.

Este tema pareciera fuera de lugar como objetivo final que tiene Denuncia Pública, pero en la práctica se ha corroborado que es una acción que lastima a la población. Acusan que la mayoría, si no es que todos, tras recorrer las colonias, pasada la celebración de la elección, aun perdiendo, logran colocarse en algún puesto estatal, municipal o como regidores, y ya nunca más retornan para por lo menos agradecer el voto que los encumbró. Eso, en verdad, que no se vale continúe ocurriendo en nuestra sociedad.

Los problemas que datan de hace tres décadas, son expuestos por los colonos, y justo por ello, el programa se ha acercado hasta el lugar donde se sufre de la dela falta de atención institucional de las autoridades en la entidad.

Se entiende que no hay dinero que alcance para resolver la problemática de un plumazo, lo que se pretende al final del camino, es que haya esa solidaridad con el más necesitado, con el que vive en carne propia la falta de infraestructura, de servicios. Diario de Chiapas busca que el servicio público se humanice, que dé la cara, que por lo menos tengan contacto con la ciudadanía y expresen que están trabajando, gestionando recursos. El diálogo, la comunicación nos hará, seguramente, más responsables.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.