• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

¿Quién protege a “El Machete”?

El recuerdo del surgimiento del grupo denominado “autodefensas” “El Machete”, que fue creado hace 16 meses como una alternativa para luchar contra el terror y la impunidad, ha quedado atrás, se ha convertido en una utopía. Hoy sus acciones violentas por las que tanto criticaba son más de lo mismo de lo que ocurría en el pasado.

El 21 de julio se hizo pública su aparición. “El Machete” argumentó que durante años el que gobernaba el municipio de Chenalhó eran nada menos que políticos encumbrados en el Partido de la Revolución Democrática y señalados a la cabeza de éste a los hermanos Olga Luz y César Espinosa Morales, la primera blindada con fuero al ser diputada federal plurinominal, y el segundo, ex dirigente estatal del Sol Azteca, y “auto exiliado” ante la ola de señalamientos en su contra.

A la par se documentó que los que se encargaban de hacer el trabajo sucio era el grupo Los Herrera, del cual uno de sus integrantes, Austreberto Herrera, se encuentra en el Amate por un delito de asesinato, y con la aplicación de la ley la autoridad judicial pudo minar la fuerza de esta organización.

Sin embargo, los que supuestamente hicieron los hermanos Espinosa Morales no es comparable a lo que pasa hoy en día. Antes al PRD se le cuestionaba que no soltaba el poder, que era dueño del dinero que el gobierno le daba para su administración pública, que controlaba a diestra y siniestra la “licitación” de las obras públicas”. Hoy, a la vista de todos, ha quedado confirmado que “El Machete” ha sido lo peor que le pudo pasar al pueblo de Chenalhó.

No sólo logró sacar del poder al PRD, sus primeras víctimas fueron Delia Janeth Velasco Flores y Raquel Trujillo; la primera fue desaforada por el Congreso como alcaldesa, y el segundo, esposo de la presidenta destituida, protestó en un hotel como alcalde constitucional en 2021, pero no le permitieron llegar a la silla municipal.

Ante este panorama, volvieron a controlar el municipio con un nuevo Concejo Municipal, y como cereza en el pastel, no hay rastros de los 21 pobladores, supuestamente integrantes del grupo “Los Herrera”, que fueron exhibidos en la plaza pública y hasta la fecha nadie sabe nada de ellos.

La lógica, como se ha comprobado en miles de casos de personas que se dicen honestas y transparentes, es que al llegar al poder se transforman. Eso mismo le pasó al supuestamente denominado grupo autodefensas, hoy la población vive atemorizada, no pueden ni levantar la voz para reclamar lo que les parece injusto, porque de inmediato son detenidos, golpeados, encarcelados y para salir y quedarse callados, tienen que pagar fuertes cantidades de dinero.

Esta situación ha provocado el desplazamiento, principalmente hacia San Cristóbal de Las Casas, de miles de personas que han perdido tierras, ganado y pocas cosas que tenían para sobrevivir. Su paz y la de sus familias se esfumó. Hoy en calidad de nómadas andan de acá para allá con tal de conservar lo más valioso: su vida.

De nada ha servido, acusan, que la súper afamada Guardia Nacional esté destacamentada en el municipio si sólo actúan como el chinito, “mirando”, no mueven un dedo así sean testigos de la violencia que ejercen los elementos de “El Machete”.

La ciudadanía se dice “secuestrada” y algunos que han logrado salir de la jurisdicción de Chenalhó han acudido a los medios de comunicación para exponer la radiografía en la que se encuentran. Dan detalles de hechos como el que le ocurrió a un par de mujeres el pasado 16 de mayo, quienes fueron encarceladas al exigir a El Machete”, que ahora llaman grupo criminal, la presentación con vida de uno de sus familiares. Una de estas, Graciela Díaz Monterrosa, fue agredida y encadenada en la cárcel municipal y fue liberada después del pago de 35 mil pesos”.

“El 5 de octubre fue retenido el ex comisariado ejidal de la colonia Aurora Esquipulas, Claudio Cortez Núñez, fue llevado por la fuerza con rumbo desconocido y hasta la fecha no aparece”.

A 16 meses del inicio de la devastación, ninguna autoridad, dígase la Secretaría General de Gobierno como encargada de la gobernabilidad política ha informado qué ha pasado con los “desaparecidos” ni la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ni la Comisión Estatal de los Derechos Humanos” han movido un dedo para conocer la verdadera realidad de lo que pasa en este municipio.

Por ello, muchas preguntas están en el tintero, pero por lo menos resalta una como la más importante, ¿quién protege o quién está atrás de “El Machete”?

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.