• Spotify
  • Mapa Covid19
Reproducir vídeo

Morena toma el camino equivocado

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, encabezó una serie de manifestaciones contra los magistrados del Poder Judicial de la Federación. Como él bien lo dice, hace uso de la libre expresión. Sin embargo, su movimiento dista mucho de ser un mero acto para exigir no justicia, sino supuestamente transparencia en las decisiones que los ministros han dictaminado contra las iniciativas que ha enviado el presidente de México, las cuales han sido votadas a favor en el Congreso de la Unión, pero impugnadas por los partidos de oposición.

Y no podemos decir que no sea otra cosa más que justicia, porque lo quiera o no, los razonamientos basados en la Constitución, han determinado que se ha violado la normatividad legal en los procedimientos de Morena.

El fin de semana el gobernador veracruzano tomó partido para defender el gobierno de López Obrador, pero el procedimiento, creemos, está mal enfocado, pues llevar ataúdes con la imagen de los ministros Norma Piña y Alberto Pérez Dayán, simplemente incita a la violencia, justo lo que se ha estado haciendo en las afueras de la Corte, donde supuestos militantes y simpatizantes de la Cuarta Transformación han realizado protestas que se han salido de control por las amenazas y agresiones contra los medios de comunicación a quienes acusan, con conceptos infundados, que son parte del conservadurismo y que son pagados por el ala opositora a la administración de Andrés Manuel.

Defender o criticar desde un medio de comunicación lo que parece hace mal el gobierno en turno o sus gobernantes no quiere decir, por lo menos, así lo vemos en esta casa editorial, que nos paguen por ello. Además, no se está mal informando, sólo reportando lo que acontece informativamente hablando.

Los reporteros se encargan de recopilar el acontecimiento no de inventarlo o interpretarlo, pues para ello existe especialistas que analizan el contexto de la información. Lo que se genera en el Congreso de la Unión, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación o en Palacio federal, desde las mañaneras, no implica que se esté malinterpretando la información generada.

Están muy equivocados quienes así lo piensan, aunque no nos estamos engañando cuando se reconoce que es una forma de tener embaucada a la sociedad, culpando a las empresas periodísticas de generar información tendenciosa.

Si los seguidores del gobernador de Veracruz mientan madre contra los reporteros que cubren la fuente, insultan y hasta llegar al punto de agredirlos al llamarlos “prostitutas de la información” o “chayoteros” es un acto desdeñable que deja mal parado a Morena.

Cuando se encabezan movimientos sociales es lógico que éste puede salirse de control, como le sucedió al mandatario, quien muy fácil le echa la bolita al otro grupo de Morena que estaba recolectando firmas frente a la Corte de ser los agresores.

En redes sociales no se hizo esperar los comentarios en contra de Morena por su pésimo comportamiento, quienes manifestaron que los hombres y mujeres que protestan están enajenados, son fanáticos; no saben en realidad porqué están ahí ni lo que están protestando.

Insistimos, no se aprende a asimilar la derrota, las diferencias o, mejor dicho, no se está de acuerdo con la aplicación de la ley. Hay que ser muy claros en esto de las diferencias, no se ataca a los ministros, se atenta contra el Estado de Derecho, contra la normatividad.

Lo ideal sería el respeto. Lo del domingo, por ejemplo, en el juego entre los equipos América y Chivas, lo correcto es aceptar la derrota, reconocer la victoria del equipo contrario y sanseacabó. Ya habrá oportunidad de alguna revancha y, por lo tanto, lo que pasó en la cancha ahí queda, para bien del que ganó y resignación para los que pierden.

Cuando lleguemos a entender que en el deporte o en la política se gana y se pierde y como tal, ir para adelante debe ser lo único visible. Por ello es inaceptable que se fomente la violencia con ataúdes con los rostros de los ministros. Lo mismo hicieron cuando no fue aprobada la reforma energética y Morena encabezó una campaña difamando a quienes votaron en contra llamándolos “traidores a la patria”

Qué necesidad que los políticos y organizaciones contrarias a la Cuarta transformación se estén organizando para ir en defensa de la SCJN. Al final, en los hechos, nos están demostrando que la ambición por el poder no tiene límites, y ello es una lástima, porque creíamos que con el triunfo de Morena en el 2021 nos encarrilábamos hacia una verdadera democracia, pero todo hace suponer que vivimos una ciencia ficción.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *