• Spotify
  • Mapa Covid19

Tuxtla lo merece

Reunido ante periodistas de la radio, televisión, periódicos, redes sociales y demás medios de comunicación, Ángel Torres Culebro resumió su intención e interés por ser presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez: no soy un improvisado y como alcalde no tendré la oportunidad de fallar a la confianza de los tuxtlecos.

Dos conceptos que abren de capa, para quienes no conocían al candidato, como una opción viable para dirigir los destinos de este municipio que se ha caracterizado por ser un botín de presidentes municipales del pasado y de quien hoy está en funciones. De ahí que es significativo la seria intención de que la ciudad se reconvierta para que su gente demuestre la excelencia de su hospitalidad hacia los que la visiten.

Torres Culebro se sinceró con los representantes de los medios de comunicación, con los que día a día, en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, la recorren y se convierten en fuentes de información para que las diversas áreas del ayuntamiento conozcan los desperfectos o anomalías que se registren las 24 horas del día.

Cundo dijo que no es un improvisado, confiesa que durante tiempo atrás con su equipo de trabajo ha hecho un análisis de las carencias que padece la ciudad. Sabe que la justicia no llega en muchos sectores de la población, y por ello, garantizó ser un buen gestor para obtener recursos ante las fuentes de financiamiento federales e ir resolviéndolas.

A Tuxtla Gutiérrez le hace falta revivir e impulsar la convivencia de sus parques, darle la oportunidad a emprendedores que quieren difundir sus proyectos, su arte. La seguridad es una de las deudas de las administraciones que ha tenido la ciudad.

Por ello cuando se escucha al candidato decir que a él lo verán subirse a las patrullas y recorrer la ciudad a altas horas de la noche, trasmitiendo en vivo lo que acontece cuando la mayor parte de la población está descansando, es una acción que debe valorarse como un acierto, pues a los ciudadanos les gusta que su edil esté vigente, en contacto directo con la ciudadanía, no encerrarse a piedra y barrotes como lo hizo Carlos Morales Vázquez desde el primer día de su gestión, que en lugar de atender en audiencia a los tuxtlecos, mandó a enrejar el inmueble para impedir que las manifestaciones se colaran hasta su oficina.

Sostuvo que tiene proyectos ambiciosos y aunque reconoció que no es todólogo, si se considera una persona que administra con orden y eso le ha dado resultado en sus anteriores puestos como lo fueron en Pemex, en el DIF Chiapas o en la Secretaría de Obras Públicas.

En la reunión del viernes, el candidato de Morena dio a conocer dos noticias que suenan interesantes para resolver el problema del agua y la viabilidad. Habló de la posibilidad de que el próximo gobierno de Eduardo Ramírez Aguilar concrete el proyecto de rebombeo de agua desde la presa Angostura, con una inversión calculada en 7 mil 500 millones de pesos, lo cual dará pie para que las colonias que aun padecen del suministro del líquido, lo tengan al día.

Y el segundo es desahogar los problemas de vialidad en la zona poniente, sobre el Libramiento Sur, en la rotonda que comunica a la parte alta de la ciudad, a Terán y hacia el bulevar Belisario Domínguez, a la altura de la tienda comercial Home Depot, donde se construirá un túnel. De lo que se trata es que Tuxtla crezca, pero con orden, que los pobladores de esta gran ciudad se muevan con facilidad y no padezcan caos vial, sostuvo.

También se refirió a Convivencia Infantil, el parque, aquel referente de los niños que hoy son adultos y que ha quedado en el olvido, en la desgracia, luego de que el alcalde Carlos Morales Vázquez se quiso apropiar al intentar quitar las concesiones a los dueños de los espacios de juegos.

Este centro será convertido en una marca de atracción para los niños y que sirva como sitio indiscutible a visitar por todas aquellas familias que frecuentan la capital, provenientes de otras zonas del estado e incluso fuera de éste.

Entiende que puede haber diferencias a sus proyectos, que a alguien no le guste su aportación al desarrollo, pero para ello las puertas de su gobierno estarán abiertas. Lo que queda claro es que Ángel Torres tiene visualizado el panorama de desarrollo que merece tener una capital como lo es Tuxtla Gutiérrez. Ojalá que, de ganar el próximo 2 de junio, esto que plantea, sea una realidad pues la capital merece eso y más.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *