• Spotify
  • Mapa Covid19

Sacrifican a Aracely para blindar a José Uriel Estrada Martínez

Quién estará atrás de la imposición del ex titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), José Uriel Estrada Martínez, como candidato del Partido Verde Ecologista de México, como para agandallarse una candidatura indígena que le correspondía por méritos propios a la militante de dicho partido, como lo es Aracely López Trejo Cherry.

Sin pelos en la lengua, la integrante del Verde posteó un largo y explicativo texto cuestionando a la dirigencia de dicho instituto político el que la hayan bajado, no respetando las cuotas de género y de los pueblos originarios, para dársela a “políticos que no pertenecen a la institución”.

La conocida chiapaneca, que en algún momento de su vida estuvo enrolada en los medios de comunicación, criticó la forma en que operan desde la cúpula del poder no tanto por haberla hecho a un lado de la contienda, sino porque a quien le dieron la candidatura es un ex servidor público cuestionado por hacer negocios con los alcaldes en las cuentas públicas durante cinco años, y quien buscó, primero con Morena y después con el PVEM, conseguir la candidatura para tener fuero y que la justicia no le ande pisando los talones.

La imposición de Estrada Martínez ahora mantiene el dedo en la llaga contra la dirigente estatal Valeria Santiago Barrientos por tejer redes contrarias a la democracia, a la transparencia, debido a que permitieron pasar sobre los derechos de quienes en realidad tienen la facultad de poder competir por una candidatura, sobre todo cuando han hecho trabajo de campo, demeritando con ello el valor que representa para la secretaria de la Mujer del PVEM, la militancia de sus integrantes.

Lo que más duele, da a entender en su misiva, es que no las toman en cuenta ni se invierte en la capacitación para ellas. Y claro que tiene razón Aracely porque la hacen a un lado como si fueran objetos inservibles. Asegura que no le notificaron que en el proceso de la postulación de candidaturas ni siquiera tuvieron la honestidad de informarle, de ahí que de buenas a primeras aparezca como flamante candidato el “indígena” de José Uriel Estrada Martínez.

Personaje que ha sabido, por cierto, “comprar” conciencias con la chequera pues no se explica nadie que en los eventos de Eduardo Ramírez Aguilar anduviera desesperado por hacerse notar, sin que le importara que su participación política se hiciera en días laborales.

En verdad que era denigrante ver cómo en fotografías que hiciera circular la Jefatura de prensa del ahora candidato, el ex titular de la ASE se le viera a un par de metros de distancia de Ramírez, intentando que éste lo viera como para rogarle, “candidato, acá estoy, no me abandone, tómeme en cuenta, necesito tener fuero para no irme a la cárcel”.

Si la secretaria de la Mujer del Partido Verde se queja de que la candidatura de Estrada Martínez no es legítima, qué dirán entonces a los que aspiraban tener la oportunidad de representar a su partido para un puesto de representación popular.

José Uriel, habría que decirlo, para obtener su candidatura a la diputación local tuvo que haber salido libre, o mejor dicho, limpio, de una prueba antidoping, tuvo que haber presentado un plan de trabajo y principalmente, que fuera militante del Verde, pero todos estos requisitos se los pasó por el arco del triunfo.

López Trejo Cherry espera que la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal emita el fallo a su favor y le restituyan lo que considera su candidatura ganada con trabajo; Sin embargo, consciente está que, aunque nada pase, habrá luchado contra la partidocracia. “Habré pedido que se me juzgue con perspectiva de género, que se revise. En mi caso no hubo, ni cortesía ni fondo ni forma”.

Sin duda que Estrada Martínez tiene atrás de él a un buen padrino que le esté ayudando, a costa de lo que sea, que lo catapulten como candidato para no correr el peligro de que una vez que cambie la nueva Legislatura local, lo manden a llamar para que entregue cuentas claras de hechos de corrupción, que, por cierto, han sido publicados en estas páginas con lujo de detalles.

Así que quien no quiera entrarle al toro por los cuernos” para llevarlo a la silla de los acusados, se estará convirtiendo en cómplice, como lo ha sido hoy en día, la LXVIII Legislatura local y la Fiscalía General del Estado.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *