• Spotify
  • Mapa Covid19

Abren albergue para refugiados

Podrá alojar hasta a 100 personas solicitantes de asilo y migrantes

Janet Hernández/ Diario de Chiapas
Ante el aumento de los flujos migratorios, la región de los Altos de Chiapas cuenta con un albergue del Servicio Pastoral al Migrante (Sepami), perteneciente a la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, que brindará atención a personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes.
El albergue, inaugurado por Sepami y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que financió la construcción en su totalidad, podrá alojar hasta 100 personas solicitantes de asilo, refugiadas y migrantes, y tiene un modelo basado en la dignidad, el respeto, la eficiencia, la sustentabilidad y la vinculación con diversos actores.
Este albergue está ubicado en la Calle Jazmín #23, en el Barrio de Cuxtitali, en donde los solicitantes recibirán servicios especializados en materia legal y psicológica, y a su vez, valorará proyectos e iniciativas en favor de estas poblaciones, tomando en cuenta que sólo la suma de esfuerzos y voluntades puede hacer frente a esta situación humanitaria.
Además, brindará atención a personas que salen de Estaciones Migratorias bajo el programa de Alternativas al Alojamiento, que permite que las personas lleven su procedimiento de reconocimiento de la condición de refugiado libertad. El programa ha cobrado relevancia tras las recientes modificaciones legislativas que prohíben la detención de niñas, niños y adolescentes y sus familias.
“El albergue de Sepami se suma a una red de albergues muy fuerte en México, que son la primera línea en la respuesta humanitaria”, señaló Giovanni Lepri, representante de ACNUR en México.
Durante el evento inaugural, monseñor Rodrigo Aguilar Martínez agradeció el esfuerzo y la suma de voluntades de todos los actores para ver este proyecto hecho realidad, entre ellos Luis Bautista Gómez, donador del terreno donde se encuentra el albergue, y a Geovanni Lepri, representante de la ACNUR en México.
Así también reconoció el apoyo y la solidaridad de los vecinos del Barrio de Cuxtitali para construir el albergue el cual es autosustentable, ya que cuenta con paneles solares y un sistema de recolección de aguas pluviales. Las personas que llegan acá son personas que buscan salvar sus vidas no son delincuentes, hay que recibirlos con mucha humanidad.
Por su parte, Fray Gonzalo Ituarte, director de Sepami, también agradeció a Luis Bautista y al Barrio de Cuxtitali por su generosidad “para hacer posible acoger a tantas personas que se han visto forzadas a abandonar su tierra y su patria”. “Estoy convencido de que la hospitalidad y la solidaridad serán un signo visible de humanidad, en un contexto internacional de injusticia, violencia y desigualdad”, acotó.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.