• Spotify
  • Mapa Covid19

Amenazan con destruir prepa

Enrique Briones y Francisco Díaz quieren el poder y la entrada de dinero que maneja la escuela, ya que al tener a un nuevo director en la prepa “Alberto Caralampio Culebro”, ellos ya no pueden hacer y deshacer como anteriormente lo hacían.

Francisco Mendoza / Diario de Chiapas
Como rehén de sus propios maestros, así es como se vive en el interior de la Preparatoria “Alberto Caralampio Culebro” en el municipio de Huixtla; en donde un grupo de maestros ha declarado la guerra al nuevo director del recinto escolar porque les quitaron su ‘mina de oro’.
Conforme a la nueva ley de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros (Usicamm), en nuestro estado y a nivel federal, para obtener el puesto de dirección de una institución educativa, tanto del nivel básico como del nivel medio superior, ahora deben acreditar que tienen el conocimiento, la preparación y experiencia necesaria para sustentar el cargo.
Y no como anteriormente se designaba por medio de compadrazgos o por relaciones políticas; ante esta situación, un grupo de maestros, encabezados por Enrique Briones Cristiani y Francisco Díaz Torres, ha realizado acciones en contra del nuevo director de la escuela, ya que estos dos sujetos tienen intereses personales y ambición de poder, en esta institución educativa, ya que es una de las de mayor matrícula en el municipio costero.
“Junto a otros docentes han creado toda una campaña de desprestigio hacia al nuevo director, mismo que cuenta con su nombramiento y papeles que lo acreditan y avalan como director de la institución ya mencionada, a quien en constantes ocasiones se ha negado a permitirle el acceso a la misma”, señaló uno de los docentes a favor de la transparencia.
El maestro, que por razones obvias no quiso dar su nombre, señaló que, al director de esta escuela, lo han insultado y agredido públicamente, incluso existen diversos videos en las redes sociales donde se evidencian tales actos.
Explicó que Francisco Díaz Torres, fungía como subdirector académico, “él estaba habilitado para recibir la nómina de los docentes; además, es secretario sindical; es decir, realizaba tres labores diferentes al mismo tiempo y ahora se niega a reconocer que ha sido destituido del cargo de subdirector”.
Explicaron que detrás de la supuesta lucha sindical, su intención es llegar a la dirección de esta institución educativa y así, al lado de Briones Cristiani manejar totalmente y a sus anchas la escuela, “la escuela tiene un buen presupuesto y hay constantemente horas interinas y de base que ellos se han querido repartir entre su familia y amigos más cercanos”.
Briones Cristiani, señala el docente, lleva más de 10 años siendo el delegado sindical, “y al parecer pretende quedarse ahí hasta que termine de dejar a sus familiares como parte de la plantilla docente”.
De manera arbitraria y pasando por encima de los derechos de otros docentes, Briones Cristiani ha metido a sus cercanos más leales con toda impunidad al grado que actualmente pretende basificar a su esposa y a su hermano, sin siquiera ser evaluados, como la ley lo establece actualmente.
En un acto de estrategia cobarde, Enrique Briones Cristiani y Francisco Díaz Torres, exigieron a los docentes que están a su favor para no subir las calificaciones de los alumnos, y han señalado al director como responsable de esta situación cuando estos tipos lo único que hacen es desestabilizar a la escuela y a los propios padres de familia.
“Los docentes que están con Díaz y Briones son quienes se niegan a entregar sus calificaciones a la parte oficial; por obvias razones esto no se lo dicen a los tutores y padres de familia así provocan un linchamiento, incluso contra el director de Educación Media, Rafael Ovilla”.
El colmo fue que el pasado miércoles 03 de marzo, los padres de familia y personal de la Secretaría de Educación estatal se reunirían para llegar a una solución.
El violento grupo de “maestros” de nueva cuenta encabezados por Díaz Torres y Enrique Briones, desde temprana hora, llamó a gente malintencionada, familiares que no tienen hijos en esa institución educativa (lo cual fue denunciado por los mismos padres de familia), maestros de otros niveles y a su grupo delegacional del CCL. Junto a estos grupos organizaron actos como si fueran todos unos vándalos. No dejaron entrar a las autoridades ni a los verdaderos padres de familia para tener secuestrada la escuela como si ellos fueran los dueños, incluso llegaron a tapar la carretera afectando al transporte público y de carga, señaló el docente.
“Es lamentable que los intereses personales de unos cuantos han afectado la formación académica de los alumnos, que debería ser el principal deber y ocupación de todos; la mafia de estos seudomaestros quiere imponerse, trasgredir la ley y crear su propio imperio, donde sólo ellos hereden y repartan plazas, pasando por encima de la nueva legislación educativa”.
Ante esta razón, los docentes y padres de familia que buscan que sus hijos vuelvan a tener una escuela con calidad educativa, exigen a la Secretarían de Educación llevar este caso y citar a estos dos sujetos y al director en la dependencia estatal y poner las cosas en orden, y de no llegar a solución darle de baja a Briones Cristiani y Francisco Díaz o trasladarlos a otra escuela donde comiencen de cero.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.