• Spotify
  • Mapa Covid19

Choferes de combis, mal pagados y sin capacitación

Ainer González / Diario de Chiapas
El trabajo asalariado de un chofer del transporte público en la capital de Chiapas no es digno, pese a las altas ganancias que sacan los dueños o concesionarios; propietarios de unidades e incluso de rutas que no tienen idea de lo que es conducir ocho o más horas al día, en vehículos que no coadyuvan en atender los retos y desafíos de todo el sector.
La poca capacitación y la falta de precaución de algunos choferes del transporte público colectivo de Tuxtla Gutiérrez, resulta un riesgo para las y los usuarios, como para otros automovilistas y transeúntes que transitan en la ciudad.
Estudiantes, como Alejandro Hernández Siu, de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), quien usa el transporte público diariamente, considera que quienes son dueños de colectivos y/o concesionarios de combis en Tuxtla, poco les importa contratar y capacitar a personas en atención al usuario.
Pero lo que resulta más apremiante, señala el alumno de posgrado es que a los concesionarios que no les interesa verificar si los choferes cuentan con habilidades en el manejo de sus unidades, muchas están en mal estado.
Aunado a la falta capacitación y verificación de perfiles aptos para prestar el servicio del transporte público, el usuario refiriere que los dueños de combis o concesionarios, poca atención les brindan a sus unidades, de cuales consideran que no cuentan con el mantenimiento preventivo y correctivo automotriz, que deberían tener en su responsabilidad el cuidado de varias personas, más aún cuando aumentan el costo del pasaje.
“Si las condiciones van hacer las mismas, yo sí lo pagaría (aumento de 2 pesos a la tarifa) pero si las condiciones van hacer las mismas, ventanas pequeñas, conductores que no están capacitados para conducir para darle un buen servicio al usuario y con pasaje parado, yo creo que en ese sentido ahí sí es un exceso”, subraya.
Esta situación, menciona que resulta todo un problema tanto para quienes manejan las combis, como para quienes pagan para usarlas.
“La verdad como tienen un horario que cumplir siempre van muy rápido, entonces, y obviamente el transporte: las combis no traen ningún cinturón de seguridad o algo parecido, pensado para las y los usuarios y entonces eso se convierte en un problema, porque no ni de donde agarrarse, a veces el pasamanos o el tubo no hay porque se rompió, la combi es muy vieja, no hay nada, ningún tipo de seguridad”, opinó.

RESPETO AL SECTOR LABORAL
Por su parte, Jesús Penagos, estudiante universitario y usuario de varias rutas de colectivo, indica que en la capital chiapaneca es notorio que el transporte atraviesa por un problema, sin embargo, dentro de esta situación no se reflexiona siempre sobre el trabajo social que desempeñan los conductores de combi, quienes en su mayoría no son dueños ni concesionarios.
“Yo tengo mucho respeto por todo ese sector laboral, porque sé que, en nuestro estado, en nuestra capital Tuxtla Gutiérrez ha sido una alternativa laboral para mucha gente que trabaja ahí, y que de ahí mantiene sustento de su familia, además de que en verdad es un elemento fundamental de la vida social y laboral de nuestra ciudad”, declaró.
Aunque, el joven universitario recalca que es “evidentemente, hay unos problemas que son notorios. Yo no soy experto en el tema, pero puedo hablar de mi experiencia y algo que yo he vivido, que es una cuestión de llevar pasaje de pie, yo mismo he ido de pie muchas veces, por la necesidad de que pasan muchísimas combis y todas llenas, y tienes la urgencia de llegar a algún lugar y pues debido a tu posición económica… asumes un riesgo porque muchas veces los transportistas, aún sabiendo que llevan a gente de pie conducen a una velocidad que quizás no es la adecuada”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *