• Spotify
  • Mapa Covid19

Cierre de Convivencia los dejó sin trabajo

Edén Gómez Bernal/ Diario de Chiapas

El centro Convivencia Infantil fue inaugurado el 12 de mayo de 1982, y desde entonces ha formado parte de la vida de varias generaciones en Tuxtla Gutiérrez, ya que es un lugar simbólico para la niñez.

Hoy este parque está en una crisis, así como los concesionarios que forman parte, ya que debido a la pandemia no han podido laborar desde hace más de un año, lo que ha propiciado preocupación y descontento de quienes viven a través de este parque infantil.

Con el argumento de que no puede ser abierto debido a que se mantiene la pandemia, muchos de los socios que viven del trabajo que realizan en Convivencia, como el golfito, el trenecito, el paseo en ponis, la cafetería e incluso los baños no han podido trabajar, por lo que han tenido que buscar alternativas para subsistir.

Ante este panorama, los concesionarios afirman que el Ayuntamiento de Tuxtla es un gobierno insensible, cruel y perverso.

Así lo refirió Rita Elena Fausto, secretaria general de la Unión de Concesionarios de Convivencia Infantil, “no nos atienden, el gobierno municipal es un gobierno cruel, insensible, perverso, ya que muchos de los socios rebasan la tercera edad, y eso no importa, porque no se reportan los derechos humanos, ya que hay una suspensión definitiva que no nos permite trabajar”.

CASI TRES DÉCADAS DE TRABAJO

Este problema afecta a personas como doña Tomasita, de 70 años de edad, quien se encargaba de los baños y al igual que sus otros 50 compañeros piden a las autoridades que los dejen trabajar.

Doña Tomasita, platicó que lleva casi 29 años encargada de los baños de este centro infantil, ya que gracias a esto ha podido salir adelante con su familia, sin embargo, hoy no sólo le preocupan sus diversos padecimientos, sino que al no tener trabajo le preocupa qué comer el día de mañana.

Aunado a esto, doña Tomasita dijo que lamentablemente tiene cáncer, además de que una de sus hijas tiene un padecimiento que requiere de medicina controlada, lo que propicia que tengan que buscar alternativas para comprarlas.

“En los baños cobro cuatro pesos, a veces se hacían 100 o 150, variable, por lo que pedimos que permitan que trabajemos, que abran Convivencia, yo estoy enferma de cáncer y tengo una hija discapacitada que tiene que tomar medicamentos controlados, sólo en sus medicamentos se gastan hasta mil o mil 100 pesos”, dijo.

Ante esta circunstancia, al igual que su esposo, han tenido que sortear la suerte, por lo que han empeñado y vendido poco de lo que tienen para adquirir sus medicinas, para seguir con los tratamientos de sus hijos y sobrellevar esta crisis que ha generado la pandemia.

“Pues ahí tenemos que prestar, empeñando cosas para salir adelante, porque no queda de otra, porque aun cuando están los hijos pues ya tienen su hogar, y algo nos ayudan, vivo con mi hija y con mi esposo, con el cual llevo 50 años de casada”, expresó, con una sonrisa en el rostro.

Tomasita, afirmó que el poder estar con su esposo ha permitido que salgan adelante ante diversas adversidades, con las que hoy tienen que sortear al no dejarlos trabajar.

Señalando también que se tiene la ilusión de que las autoridades sean legales, que cumplan con la atención a la gente, y sobre todo los dejen vivir, ya que no tener ingresos propicia que la vida sea más que difícil y a sus 70 años sigue al igual que su esposo, ganándose la vida honradamente.

Tras estas palabras, sólo pidió a Karla Burguete Torrestiana, presidenta municipal interina de Tuxtla, que les permita seguir viviendo dignamente, pidiéndole que los deje trabajar.

“Que ponga algo de su parte, si ella nos puede ayudar, está en sus manos que nos apoye, que piensen en los demás que sufren, ellos tienen su quincena segura, pero nosotros de qué, que se dé cuenta de cuánto tiempo llevamos sin trabajar, hay muchos compañeros que están enfermos, que somos varios los que vivimos de aquí”, dijo.

Ella y otros 50 concesionarios están a la espera de una solución a sus demandas, por lo que el trenecito, las ‘vocales’, los ‘soldados’, los juegos mecánicos, los ponis, tendrán que seguirse ‘empolvando’

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.