• Spotify
  • Mapa Covid19

La sordera ocasionaría demencia

Carlos Rosales/ Diario de Chiapas
Estudios epidemiológicos y ensayos clínicos muestran que el deterioro cognitivo que se manifiesta como demencia o Alzheimer puede asociarse con la pérdida auditiva, por lo cual es fundamental la medicina preventiva.
A través de estudios recientes, se pudo constatar que la pérdida auditiva puede ocasionar demencia. La posibilidad casi se duplica en quienes tienen pérdida auditiva leve; se triplica en pacientes con pérdida moderada y se quintuplica cuando es severa.
Cabe destacar que la demencia, debido a la pérdida de audición, es más común en personas adultas mayores. El deterioro auditivo ocasiona además aislamiento, debido a la imposibilidad de comunicación, lo cual aumenta el riesgo de otras enfermedades y de fallecimiento.
A lo largo de la vida, la pérdida auditiva se duplica cada 10 años; actualmente casi dos de cada tres personas mayores de 70 años tienen este problema que incide en sus actividades diarias.
La pérdida auditiva ocasiona bajo rendimiento laboral, cansancio físico, fatiga auditiva, problemas de memoria, deterioro cognitivo, cambios pupilares, estrés al no escuchar lo que dice la otra persona; incremento de cortisol por el propio estrés y bajo rendimiento escolar.
Ante ello, es importante atender los procesos patológicos, evitar el desarrollo de otros y encontrar las estrategias para manejar de forma óptima los diferentes padecimientos que presentan las personas adultas mayores

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *