• Spotify
  • Mapa Covid19

Enrique Buenrostro/ Diario de Chiapas
En Morena se quedaron sin imaginación para sus propuestas al Senado y la Cámara de Diputados. Para nada despertó simpatía entre la población conocer que en la preselección al Senado aparezcan el munícipe Carlos Morales Vázquez, o la secretaria del Bienestar, Adriana Grajales Gómez. Los mismos de siempre.
En el caso del actual gobernante de Tuxtla Gutiérrez, su inclusión sólo muestra su desesperación por tener algún tipo de protección en caso de que a la capital llegue un gobernante que sí quiera poner orden, empezando por investigar los últimos dos trienios y las cuentas repartidas entre cuates.
De nuevo queda claro que los de Morena no son iguales, hay muchos que son peores y carecen de escrúpulos.
En este caso, el alcalde de la capital se acompaña en su aventura por José Antonio Aguilar Castillejos, el “súper delegado”, quien actualmente tomó el escaño que tenía Eduardo Ramírez Aguilar, designado precandidato único por Morena y sus partidos aliados.
Mientras que, en el caso de las diputaciones federales, quieren colocarse la empresaria comiteca, Carmen Patricia Armendáriz Guerra, cuyo paso en la representación por Chiapas no ha servido para nada, más para que exponer su conocida prepotencia. Tal parece que para esta empresaria el negocio está en seguir viviendo del dinero público, en lugar de sacarle brillo a su cacaraqueada visión empresarial.
Finalmente, en esa lista mal recibida, aparece también la exsecretaria de Educación, Sonia Rincón Chanona, quien cuenta con experiencia en la representación federal del estado, y espera de nuevo regresar a una curul en la Ciudad de México. Todo está en veremos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *