• Spotify
  • Mapa Covid19

Terminar con la revictimización

Marco Alvarado/Diario de Chiapas
Con el acoso sexual callejero sucede como en otras formas de violencia, no basta que se tipifiquen y aumenten las penas, los procesos de justicia deben mejorar para no ser revictimizantes, opinó la activista feminista, Alejandra Muñoz.
Sobre el acoso en los espacios públicos, comentó que es la violencia más común, pero la más difícil de probar, lo que dificulta el acceso a la justicia.
“Las mujeres no vamos con una cámara por la calle para grabar las violencias, incluso muchos de los acosadores procuran cometer este delito en lugares donde saben que no hay cámaras de videovigilancia”.
El acoso, recordó, no se limita a las acciones obscenas o abusivas, es también una limitante para ejercer el derecho al libre tránsito, la seguridad y la autoestima.
“En Chiapas el acoso sexual callejero está tipificado como un delito desde el año 2018, con una pena de cárcel de hasta cuatro años, aunque en la Ciudad de México se estudia la posibilidad de agregarle al delito una falta administrativa, lo que hace falta mejorar son los mecanismos de acceso a la justicia”.
Por ejemplo, que no sea un proceso revictimizante, cansado, complicado para las mujeres que acuden a denunciar “porque son ellas las que cargan con la presión de presentar las pruebas, cuando es sabido que no vamos por la calle grabando todo el tiempo; se suma a esto que debemos pedir las grabaciones en los espacios públicos y esperar a que las den o que sí hayan grabado”.
Como el acoso llega a ocurrir en sitios sin testigos o sin posibilidad de grabación, los victimarios cuentan con un espacio de impunidad que debe ser atacado, destacó.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.