• Spotify
  • Mapa Covid19

Va cediendo la inflación, pero no el pesimismo respecto al futuro

Eduardo Ruiz-Healy

El INEGI nos dio una buena noticia el martes pasado al dar a conocer que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (IPC) hasta la primera quincena de este mes se ubicó en 6.0%, el mismo nivel que registró en septiembre de 2021 y el más bajo desde que en agosto de 2022 llegó a 8.77%.

Pese a la buena noticia, la inflación sigue siendo alta para algunos de los productos y servicios que más compran los consumidores. Los precios de los alimentos procesados, bebidas y tabaco subieron 11.60%, los de servicios diversos (loncherías, fondas y taquerías, restaurantes y similares, servicio de telefonía móvil, mantenimiento de automóvil, consulta médica y servicios turísticos en paquete, entre otros) 7.02%, los de productos pecuarios (carne de res, pollo, cerdo, borrego, leche y sus derivados, huevo y miel) 6.87%, y los de mercancías no alimenticias 6.37%.

Tampoco debemos olvidar que aún falta mucho para que el IPC baje al 3.0% que es la meta de inflación anual establecida por el Banco de México, que calcula que ese objetivo se alcanzará hasta el cuarto trimestre de 2024, cuando México ya tenga un nuevo gobernante.

¿Cómo ha afectado la inflación a los mexicanos?

Bastante, de acuerdo a una encuesta que Ipsos, la empresa de investigación de mercados y consultoría con sede en París, Francia, realizó del 24 de marzo al 7 abril en 29 países, México incluido. La encuesta puede verse en www.ipsos.com/en.

Para empezar, una recesión económica no parece preocupar a la mayoría de los mexicanos ya que solo 37% de los encuestados creen que la economía del país está en recesión, mientras que 37% no saben si lo está y 26% dicen que no lo está.

La situación económica ha golpeado a la mayoría. 35% dice que apenas vive al día, 26% que atraviesa por una situación difícil y 9% que está pasando por una situación muy difícil. Frente a este 70% que no la está viendo fácil, solo un 28% asegura que vive cómodamente o le va bien.

De acuerdo a la encuesta de Ipsos, ¿cómo ven el próximo año los mexicanos?

69% opina que las tasas de interés seguirán subiendo, 59% cree que aumentarán los impuestos que pagan, 21% dice que su ingreso disponible disminuirá, entre un 52% y 71% asegura que seguirán subiendo los precios de sus alimentos, del gas y la electricidad, de las mercancías no alimenticias, de la gasolina y de los restaurantes, cafés, bares, cines y otros lugares de esparcimiento. 68% dice que los precios de sus compras para el hogar seguirán aumentando durante los próximos meses.

Las causas de la inflación, según los encuestados, varían. 76% la atribuyen a las políticas del gobierno federal, 75% a la situación de la economía mundial, 72% al nivel de las tasas de interés en el país, 67% a la pandemia de COVID-19, 63% a las utilidades excesivas de las empresas, 58% a la invasión rusa a Ucrania y sus consecuencias, 57% a las demandas de aumento salarial hechas por los trabajadores y 57% a la inmigración al país.

En resumen, si bien está disminuyendo la inflación, ésta ha golpeado duramente el bolsillo de la mayoría de los mexicanos que, de acuerdo a la encuesta, ven con cierto pesimismo su futura situación económica. Esperemos que el próximo presidente o presidenta de la república gobierne a un país cuyos habitantes vean con más optimismo su futuro.

ruizhealytimes.com

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.