• Spotify
  • Mapa Covid19

El Madruguete electoral

Polígrafo Político

Darinel Zacarías

 

El Madruguete electoral

“Corre, dijo la tortuga, atrévete, dijo el cobarde (…) Sálvame, dijo el verdugo, sé que has sido tú dijo el culpable. Drogas no, dijo el camello, cuánto vales, dijo el gánster”

Joaquín Sabina

 

El nombramiento del nuevo titular del TEECH resultó de dos nombramientos, el de Sofía Ruiz Olvera y el de Gilberto Bátiz García.

Partamos de este entresijo ¿El 2022 no es año electoral, por qué la prisa de esta designación? ¿Qué temen? ¿Qué se orquesta?

¿Por qué no esperar a la máxima autoridad (Senado) designará las vacantes de magistrados electorales locales en el país? Recordando que, en Chiapas, existe una.

Si estamos hablando de un órgano tripartita (Tres magistrados que funcionan de manera colegiada), ¿Por qué no esperar al tercero?

No nos olvidemos que los magistrados deben ser personas sin filiaciones partidistas, honorables, etc. 

Además ¿Por qué la reforma absurda? No dudamos que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial vuelva a corregirles la plana y los exhiba otra vez, en su actuación ilegal.

A esto en el lenguaje no jurídico efectivamente se le llama “agandalle”. 

Lo que parecía ser un evento en pro de la democracia se convirtió en una serie de críticas, señalamientos y acusaciones de posible corrupción para Gilberto Bátiz García, recientemente nombrado presidente del Tribunal Electoral chiapaneco.

Y es que el nombramiento madrugador como presidente de ese órgano electoral, sacó a relucir una serie de hechos que ponen a ese tribunal en el ojo del huracán.

Es decir, lo debilitan y lo muestran como una institución plagada de intereses personales.

Vamos por partes. Primero: Gilberto Bátiz promovió mañosamente una reforma electoral para alargar el tiempo de la presidencia del Tribunal, de 2 a 3 años, con la finalidad de ser él quien presida el organismo con miras a obtener ventajas políticas en la elección del 2024. De lo cual se sabe, tiene un compadrazgo con uno de los suspirantes.

Segundo: operó políticamente para anular la elección de San Cristóbal de las Casas en 2021 sin ningún sustento legal, lo cual, le fue corregida la plana por la autoridad federal.

Tercero: Se le señala de promover una serie de actos fuera de la ley, ya que el “adelanto” para nombrar el presidente de ese organismo, sólo logró demostrar lo que muchos piensan en materia electoral: que ese tribunal no es ni imparcial ni garante de la democracia, porque se hace y deshace a su antojo lo que decidan.

La actuación de Bátiz García saca a relucir la serie de intereses que se viven al interior de ese tribunal, en donde se presume comparte el botín con plazas y puestos para sus afines.

Él, no sólo quebranta la imparcialidad sino todo el sistema electoral.

En los últimos años no se había presenciado un “asalto” tan obvio y abusivo de parte de sus integrantes con miras a obtener beneficios personales.

Para quienes no comparten lo que ocurre al interior de ese tribunal, es un secreto a voces de la forma en “cómo” el magistrado Bátiz se sirve con la cuchara grande, sin importarle los partidos, la democracia o los ciudadanos.

Hoy el Tribunal Electoral chiapaneco vive un momento de crisis por la actuación abusiva e ilegal de sus integrantes.

¡Lo que les espera a los actores políticos en el 2024!

Sálvese quien pueda.

 

PD: Parece que en el PVEM viene una limpieza y una reingeniería. Ya es barajan dos nombres de quienes podrían dirigir las riendas de este instituto político, ambos son postura de alquimista.

¿Quién dijo qué tengo sed?

 

 

 

 

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.