• Spotify
  • Mapa Covid19

La oposición derrotada y el nuevo líder del PAN

HISTORIAS DE NegoCEOs

Mario Maldonado

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le bastó una década, desde la fundación de su partido Morena, para lograr el objetivo de pulverizar a la oposición. Su otrora querido PRD está destinado a la pérdida del registro; el PRI quedó arrinconado como una quinta fuerza política y el PAN enfrentará un duro periodo de luchas internas para relevar en el corto plazo a su dirigencia.

La desaparición inminente del PRD era un requisito necesario para el simbolismo con el que AMLO pretende ser recordado. En los libros de historia que se escribirán a partir de este sexenio no hay cabida para otro organismo político de izquierda además de Morena.

Desde el sexenio de Enrique Peña Nieto, López Obrador se empeñó en desfondar al partido del que también es fundador; lo fue minando hasta dejarle un cascarón a ese grupo político, conocido como “Los Chuchos”, que se jactaban de siempre “caer parados”. La suerte parece que finalmente abandonó a Jesús Ortega y a Jesús Zambrano.

Del PRI no se esperaba un resultado diferente. El desprestigio que carga el líder nacional, Alejandro Moreno, presagiaba un mal resultado de este partido que hace tiempo perfila su extinción. Al final el PRI intentará consolidarse como un satélite del PAN, aunque ya se comprobó que es tóxico. 

Y el PAN, con sus 10 millones de votos, será la única oposición visible de los que fueron en alianza en las elecciones del 2 de junio, ahora como tercera fuerza política. El partido sigue representando a un sector de la población que está agraviado por la forma de gobernar de Morena. Según las tendencias que se han visto en Europa y en algunos países de Latinoamérica, de esa fuerza política tendría que surgir el proyecto que arrebate el poder a las huestes de López Obrador… en quién sabe cuánto tiempo.  

El PAN debe enfrentar una renovación total, empezando por su dirigencia. En este proceso se augura una lucha intestina. Se rumora que algunos de los liderazgos terminarán corriendo a los brazos de Morena, como ya sucedió con el exgobernador de Chihuahua, Javier Corral, luego del conflicto que tuvo con su sucesora Maru Campos. En condiciones de dejar el barco también está el exgobernador de Yucatán, Mauricio Vila, quien le abrió la puerta de su estado a Morena. 

Entre los tiradores para dirigir al PAN están el único gobernador panista que ganó su elección: el guanajuatense Diego Sinhué, quien logró refrendar el dominio de su partido por otros seis años más e impulsó a su sucesora, Libia Dennise, quien ganó la elección por 11 puntos sobre Alma Alcaraz, candidata de Morena.

Se dice que el gobernador panista tiene previsto hacer una pausa en la política al terminar su mandato, pero sus cercanos y otros panistas lo tienen ya como candidato para renovar la dirigencia de Marko Cortés.

En 2018, Guanajuato fue el estado que López Obrador no pudo ganar y el mismo donde Ricardo Anaya, entonces candidato a la Presidencia de México, venció a AMLO. En 2021, en las elecciones intermedias, el PAN le repitió la dosis a Morena y aunque en 2024 perdió terreno, el estado mantuvo bien arraigadas a sus bases. 

Otro de los que pelean la dirigencia del PAN es el capitalino Jorge Romero, quien desde hace tiempo tiene influencia en el partido a nivel nacional y, se asegura, es prácticamente dueño de éste en la ciudad de México. A él se debe la imposición de Santiago Taboada –en este caso sobre Xóchitl Gálvez– como candidato de la alianza a la Jefatura de Gobierno, por lo que también a él se le debe cargar finalmente la derrota. 

El otro aspirante a asumir el liderazgo del organismo político de derecha es el senador sonorense Damián Zepeda. Tampoco se descarta a la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos. Ya se verá cómo acaba ese proceso de renovación del PAN.

Posdata 1

Claudia Sheinbaum ha tenido que remar contra la corriente (o las corrientes morenistas) para que su administración no comience con el pie izquierdo, por lo menos financieramente. 

La reunión de este lunes con el presidente Andrés Manuel López Obrador sirvió de muy poco para tranquilizar a los mercados. Unos minutos previos a su conferencia de prensa y durante su mensaje, el peso mexicano se depreció hasta 1.6%, a 18.6 unidades, y se mantuvo fluctuando entre los 18.4 y 18.6. 

Lo que no gustó a los inversionistas fue la ambigüedad: no quedó claro si va o no la reforma judicial en septiembre, tal cual la envió López Obrador, o a partir de que ella tome protesta como presidenta constitucional, el 1 de octubre. La “socialización” de la iniciativa y su discusión con las barras de abogados, ministros, magistrados y trabajadores del poder judicial no dispersó la incertidumbre sobre si se piensa mantener la propuesta de que los altos cargos del Poder Judicial de la Federación sean votados popularmente. 

Incluso, Sheinbaum se acercó más al escenario de que la reforma que envió el presidente será muy parecida a la que se discuta en la nueva Legislatura, que comienza en septiembre. La virtual presidenta electa dijo que buscan generar una discusión amplia del Poder Judicial, pero en esencia sería lo que propuso Andrés Manuel López Obrador.

Sheinbaum descartó que la volatilidad del peso mexicano le preocupe, porque el gobierno saliente deja una economía “fortalecida”, pero la realidad es que va a enfrentar serias presiones financieras y presupuestales a partir de su primer año de gobierno. La depreciación del peso es apenas la punta del iceberg, pues como expuse el 29 de mayo «la gran preocupación para ella y su equipo económico es el recorte de la calificación crediticia por un eventual mal manejo del déficit. Fitch Ratings ya tiene a México con una calificación de BBB-, que es el escalón más bajo dentro de la categoría de inversión y se encuentra justo por encima del nivel considerado como especulativo o ‘grado de bono basura’”.

Para muestra de la incertidumbre que han generado los comentarios del presidente López Obrador y de legisladores como Ignacio Mier es que el peso arrastra una depreciación de casi 9% desde el 2 de junio; es decir que ha perdido 70% de lo que ganó en 2023 y 60% de la apreciación que la moneda mexicana logró desde el inicio del sexenio. Es decir que lo sucedido a partir del 2 de junio y el temor al llamado Plan C han “ponchado” el “superpeso”. 

El sexenio de AMLO comenzó con un tipo de cambio de 20.23, luego comenzó a bajar y se cotizó debajo de los 19 pesos en diciembre de 2019. Por la pandemia, en marzo de 2020, tocó 25.13 pesos, y fue hasta enero de 2023 cuando cotizó por debajo de 19. El 9 abril de este año la moneda cotizó en 16.26 pesos, el nivel más bajo del sexenio. Y hoy está en 18.5 unidades. 

A todo esto, se suma lo que Citibanamex consideró en un reporte económico como un posible “error de septiembre” si Morena usa sus mayorías para la aprobación de reformas, como la del Poder Judicial, que “debilitan estructuralmente las condiciones de arranque del gobierno de Sheinbaum, así como las perspectivas para materializar la oportunidad del nearshoring”. 

Posdata 2 

Este mes se cumplieron 16 años del secuestro y asesinato de Fernando Martí, hijo del fundador de las tiendas Deportes Martí y creador de la fundación México SOS, Alejandro Martí, quien falleció el año pasado. “Si no pueden, renuncien”, fue la frase del empresario que puso en jaque a Felipe Calderón y a Genaro García Luna.

Entre los personajes de esta tragedia hay uno que llama la atención por su capacidad de mantenerse a flote. Se trata de Ernesto Mendieta Jiménez, quien asesoró a la familia en la negociación con los secuestradores, quienes finalmente asesinaron a Fernando Martí y cobraron el rescate. También trabajó para Nelson Vargas durante el secuestro de Silvia Vargas, quien igualmente fue asesinada. Años antes, Mendieta Jiménez intervino en la negociación con los captores del padre jesuita Wilfredo Guinea, quien fue encontrado sin vida nueve meses después de su secuestro.

Este negociador de casos de alto perfil ha conseguido además contratos significativos en los últimos años a través de Aquesta Terra Comunicación. En 2015 la Procuraduría General de Justicia del Estado de México le entregó un contrato de 2.9 millones de pesos para dar cursos del Sistema de Justicia Acusatorio a su personal. En 2019 se quedó con un contrato por 4.2 millones de pesos para proporcionar asesorías en reformas operativas para la Unidad de Inteligencia Financiera, y en 2020 la empresa fue mencionada en un informe de la Auditoría Superior de la Federación como responsable de auditar los Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) en Sonora, Durango, Chiapas y el Femenil de Morelos, servicio por el que cobró mensualmente más de 10 millones de pesos. Nada mal. 

Posdata 3

Uno de los focos rojos en materia de seguridad, que además fue golpeado por el huracán Otis en 2023, es Acapulco. La mala noticia para la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum, es que las cosas no han cambiado para bien y parece que más bien van empeorado. La alcaldesa Abelina López, que acaba de ser reelegida, anduvo de fiesta con todo el gobierno municipal mientras la inseguridad en el puerto se sigue desbordando. 

Este domingo un explosivo fue arrojado al Zócalo de Acapulco contra habitantes y visitantes dejando un saldo de nueve heridos, de acuerdo con la Fiscalía General de Guerrero.

Lo peor del caso es que la Policía Municipal nunca se presentó. Según los reportes, no había elementos vigilando la principal plaza pública de Acapulco. El icónico destino turístico será una papa caliente para la siguiente administración federal. La ausencia de gobierno en tiene molestos a los empresarios y ciudadanos que apoyan la recuperación del “puerto” tras el paso de Otis. 

Posdata 4

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado a finales de la semana pasada, empresas y organizaciones mexicanas dieron a conocer sus actividades para cumplir con los objetivos del uso responsable y cuidado de los recursos naturales. 

La empresa concesionaria del suministro y distribución de agua en el sureste del país, Aguakán, fue recientemente premiada con el distintivo de Responsabilidad Social por iniciativas como el programa de donación de tinacos, la gira del agua, implementación de hogares sostenibles, campañas de salud, limpieza de playas y cenotes urbanos en beneficio de los ecosistemas en zonas de Quintana Roo y para casi medio millón de personas que utilizan sus servicios en los cuatro municipios donde operan. 

@MarioMal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *