• Spotify
  • Mapa Covid19

Razones

Jorge Fernández Menéndez

Este martes, cuando se cumplan nueve años de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa, el gobierno federal dará prácticamente por cerrado el caso. Ya de alguna forma lo adelantó el presidente en la reunión con los padres y sus asesores. La ocasión sirvió para que éstos realziaran un nuevo ataque a las instalaciones militares en esta ocasión contra el campo militar número uno, una vez más en la absoluta impunidad.

No sé si se quiere realmente resolver el caso Ayotzinapa. El problema es que para regresar a lo que realmente sucedió se tiene que aceptar la tesis que cuando estaba López Obrador en la oposición se rechazó terminantemente: que no fue un crimen de Estado, que fue una acción realziada por los sicarios de Guerreros Unidos con el apoyo de autoridades estatales y sobre todo locales de Iguala, Coyuca y Huitzuco. La paradoja es deformando esa realidad, tan terca como los hechos que la confirman, hoy los sicarios están en libertad y convertidos algunos de ellos en testigos protegidos. Varios militares entre ellos los que los detuvieron están en prisión. Así se resolverá el caso Ayotzinapa.

En estos días se está hablando de la divulgación de las capturas de pantalla que tiene la DEA en relación con el caso Ayotzinapa obtenidos durante una intercepción de mensajes entre los líderes y operadores de Guerreros Unidos. Eso cables ya los publicamos en 2018 en el libro La Noche de Iguala y paradójicamente lo que confirma es que esos criminales fueron los que ejecutaron el secuestro de los jóvenes. Es más, esos cables del momento de los hechos dan la mejor descripción sobre cómo se desarrollaron los mismos.

A fines de 2018 publicamos el libro La Noche de Iguala, secuestro, asesinato y narcotráfico en Guerrero (Cal y Arena, 2018) sobre la desaparición de lo 43 jóvenes, una investigación documental rigurosa sobre ese crimen, incluyendo las famosas grabaciones realizadas por la DEA de las comunicaciones de los líderes de Guerreros Unidos con sus sicarios en Iguala esa noche y los días posteriores. Estas son, tomadas del libro, parte de las capturas de pantallas interceptadas.

Llamadas interceptadas por la DEA, oficina Chicago, entre miembros de Guerrreros Unidos (transcripción textual):

Adán Zenén Casarrubias El Tomatito (Silver)- 4710599 – 2A0AA879_TIII 

Que paso alla abajo – 9/27/2014 13:06

Carnal todo bien – 9/27/2014 13:08

Que hay carnal que nmas te an reportado – 9/27/2014 13:10

Responde su hermano José Ángel:

José Ángel Casarrubias El Mochomo – 4710599 – 2A0AA879_TIII

Senos metiron los contraas kon los ayiosinpas y hubo un vergaseraaa – 9/27/2014 13:12

Los jóvenes fueron asesinados y 19 de ellos incinerados en el basurero de Cocula. Las cenizas arrojadas al río San Juan. Dos han sido identificados. Los narcotraficantes pensaban que los jóvenes eran parte de un ataque del cártel de los Rojos contra su plaza.

Sidronio Casarrubias Salgado, El Chino, le responde a su hermano Adán sobre los reportes que en ese momento tenía:

Sidronio Casarrubias Salgado, El Chino – 4710605 – 2A0AA879_TIII

Solo que ya llebaban 60 paquetes ya guardaddos y varios con san pedro de aquellos y solop heridos de este lado incluyendo la sirvienta del oso ya le dije. Al gileso desde anoche que cerrara la entrada por mezcala con comunitarios y ahorita ya esta el tapon ahÖ y ademas pongamos mas comunitaria en las (bandera y al menos cinco puestos de control; también con la gente de las ciudades) – 9/27/2014 13:28

Las versiones de que el responsable del crimen fue “el Estado” no tienen fundamento alguno. Los asesinos materiales e intelectuales han reconocido su crimen, la forma y las circunstancias en que se cometió. 

Adán Zenén Casarrubias El Tomatito (Silver) – 4710744 – 2A0AA879_TIII 

Y con quien vemos para que le echen al intenet que todo fue planeado con el procurador – 9/27/2014 16:19

Gildardo López Astudillo El Cabo Gil (Romeo) – 4710744 – 2A0AA879_TIII

Ahorita pongo unos chavos que abran paginas – 9/27/2014 16:28

Adán Zenén Casarrubias El Tomatito (Silver) – 4710744 – 2A0AA879_TIII 

Y que se bloqueen las carreteras para que aigapresensia del gobierno federal – 9/27/2014 16:30

José Ángel Casarrubias El Mochomo – 4710788 – 2A0AA879_TIII

Nopasa nadaa yaaa todo esta trankiloo – 9/27/2014 17:09

K krees k paasoo entonces – 9/27/2014 17:09

Adán Zenén Casarrubias El Tomatito (Silver) – 4710788 – 2A0AA879_TIII 

Quieren arraigar. Alos munis – 9/27/2014 17:09

José Ángel Casarrubias El Mochomo – 4710788 – 2A0AA879_TIII

Nipedooo – 9/27/2014 17:10

Adán Zenén Casarrubias El Tomatito (Silver) – 4710789 – 2A0AA879_TIII 

Ahorita les vamos a echar todo el pedo a el y a la gendarmeria y al gobierno del estado – 9/27/2014 17:14

Los testimonios de todos los sicarios involucrados (en México casi todos ya liberados) coinciden plenamente con las grabaciones de la DEA. 

El asesinato de los jóvenes de Ayotzinapa no fue un crimen político, fue la consecuencia de la corrupción, la violencia y la impunidad con que actúan las fuerzas del crimen organizado y de su complicidad con autoridades municipales y estatales. Alegar que fue “el Estado” es una forma de asumirse como cómplice de los criminales, otorgarles una coartada para quedar impunes y alejar, cada día más, la posibilidad de hacer justicia.

Si no se aceptan los hechos comprobados sobre lo realmente sucedido y se da crédito a las especulaciones y teorías de la conspiración, se terminará heredando una tragedia que de esa forma nunca podrá tener un cierre, una salida, política, social y humana.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *