• Spotify
  • Mapa Covid19

Fentanilo, cinco caídas y tres cárteles

Razones

Jorge Fernández Menéndez

Más allá de las declaraciones en la mañanera y otros espacios, lo cierto es que en torno a la reunión del presidente López Obrador y sus homólogos estadounidense y chino, Joe Biden y Xi Jinping, algo ha cambiado en la lucha contra el crimen organizado y particularmente contra los principales operadores del tráfico de fentanilo, que son también los que mayores agresiones han ejecutado contra militares en los últimos años. Son acciones duras ejecutadas por fuerzas militares sin abrazos.

Ayer fue detenido en Nuevo Laredo, Tamaulipas, Cesar Alejandro N, apodado El Tartas, quien se desempeñaba como jefe de plaza de esa ciudad fronteriza, por el Cártel del Noreste. Cuando fue detenido tenía en su poder más de dos mil 500 pastillas de fentanilo. El Tartas había reemplazado hace exactamente un año a Heriberto Rodríguez Hernandez El Negrolo quien había sido detenido el 28 de noviembre del año pasado, también en Nuevo Laredo.

El Tartas estuvo involucrado en muchas acciones violentas contra rivales de esa organización criminal pero también en agresiones constantes contra fuerzas militares (esa zona fronteriza es la que mayor cantidad de agresiones contra militares registra). El 7 de diciembre del 2022, encabezó un ataque contra elementos del Ejército donde un militar perdió la vida y siete más resultaron heridos de gravedad. En junio de este año, secuestró y asesinó a al empresario gasolinero José Luis Palos Morales. Días después secuestro a una mujer militar, que fue liberada por la operación de las fuerzas del ejército. El 1 julio del 2023, ordenó ataques simultáneos en contra de militares en Nuevo Laredo: en los enfrentamientos murieron cuatro militares y cuatro delincuentes muertos, hubo varios soldados y civiles heridos. Ayer fue finalmente detenido.

Pero este personaje se encargaba también del tráfico de drogas y particularmente de fentanilo en ese punto de la frontera, lo mismo que del tráfico de gente, de migrantes, además de las acciones de extorsión, secuestro y robo de autotransporte.

El golpe deja seriamente afectado en términos operativo a esta organización, el Cártel del Noreste, una de las más violentas en México. Pero no es un hecho aislado. En apenas dos semanas, han caído El Nini, jefe de los sicarios, de seguridad y de la plaza de Culiacán del cártel de los Chapitos. Un par de días después fueron detenidos los dos principales operadores logísticos de Iván Archivaldo. Se trata de Kevin “N” y Yovany “N” de 31 y 25 años de edad. Durante la captura se les aseguraron armas, cargadores, paquetes de cocaína, 13 mil pastillas de fentanilo, varios vehículos de lujo e inmuebles. 

Kevin y Yovany recibían órdenes directas de Iván Archivaldo y eran los principales encargados de organizar el tráfico de fentanilo, metanfetamina y cocaína hacia Estados Unidos. También responsables de la compra de precursores químicos para la producción de fentanilo y metanfetaminas, y tenían varios talleres para la producción de drogas.

Según fuentes de inteligencia, contábamos aquí, Kevin y Yovany, contaban con una base logística bien organizada, realizaban los envíos de droga utilizando tráileres de doble fondo siguiendo la ruta terrestre de Sinaloa-Sonora-Arizona, y también la vía aérea mediante avionetas. También transportaban drogas de otras células de la misma organización, cobrándoles una cuota por el servicio y se encargaban del lavado de dinero.

Y en la mañana de este sábado, en Tatalpa, Jalisco, y en medio de durísimos enfrentamientos se dio otro golpe muy importante, esta vez contra el CJNG. Fue detenido Juan Carlos “N” apodado el CR, jefe de plaza de Tapalpa, San Gabriel y Zapotitlán, que se encontraba bajo las órdenes directas de Juan Carlos Valencia González El 03, jefe regional del CJNG e hijo de la esposa de Rubén Oseguera Cervantes El Mencho, fundador y principal líder de esa organización.

La caída del CR es un muy duro golpe para el CJNG. El CR y su jefe el 03, han estado detrás de las mayorías de agresiones a los militares en esa región del país. Son los responsables también del secuestro el 10 de diciembre de 2022, en Tapalpa, del Coronel José Isidro Grimaldo Muñoz, quien era Comandante del 16/o Regimiento de Caballería en Nuevo Laredo, Tamaulipas. El coronel se encontraba de vacaciones y visitaba el municipio en camino de regreso a ese estado. Desde entonces está desaparecido.

Para ser casualidades son demasiadas. En dos semanas, que hayan sido detenidos cinco de los principales operadores de tres de los más importantes cárteles de México, todos ellos relacionados de una u otra forma con el tráfico de fentanilo, no creo que sea casual.

Cuando en la cumbre Asia Pacífico, entre el 16 y 17 de noviembre pasado se reunieron en distintos encuentros, los presidentes Joe Biden, Xijinping y López Obrador, un tema fue central: el fentanilo, la droga que mata a más de cien mil estadounidenses por sobredosis al año, que ha potenciado y empoderado aún más a los cárteles mexicanos y que es utilizado por China para presionar vía la exportación de la droga y sus precursores para presionar Estados Unidos. Se dijo que se lograron alinear los intereses y operaciones de los tres países para combatir el tráfico de esta droga mortal. Todo indicaría que en ello México estaría cumpliendo parte de ese acuerdo.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *