• Spotify
  • Mapa Covid19

La problemática en Tila que inició como agrario se ha convertido en un problema racial y delictivo.

Janet Hernández / Tila
Habitantes de Tila denunciaron vía telefónica estar a la deriva y olvidados por el gobierno, después de cuatro días de permanecer en albergues y en casas solidarias de familiares y amigos, ante el desplazamiento forzado por los hechos violentos, generados por grupos delincuenciales llamados “Los Autónomos”, también conocidos como “Karma” y “La fuerza armada de Tila”.
Los denunciantes señalaron que el gobierno ha instalado mesas de negociación con “los promotores de la violencia y racismo, dejando de un lado a las víctimas, quienes la mayoría de ellos perdieron documentos oficiales durante su huida, lo único que tenemos es nuestra palabra, porque todo se quemó”.
Señalaron que en la mesa de diálogo está el presidente municipal de Tila, el Frayba, Heriberto Cruz Vera, párroco de la iglesia del Carmen de San Cristóbal, defendiendo a los agresores. “Ya queremos que el Frayba deje de meter las narices en Tila, que nos deje vivir en paz. A nosotros no nos interesa más que ya tener la certeza jurídica de nuestras propiedades. Hoy vemos nuevamente lastimados nuestros derechos”.
Así también agregaron que esta problemática que inició como agrario se ha convertido en un problema racial y delictivo, “nosotros lo que queremos es el deslinde del casco poblacional, que nos den certeza jurídica a nuestras propiedades, es lo único que hemos pedido siempre y la aplicación del estado de derecho”.
Los denunciantes exigieron justicia y reparación de daños, así también la desintegración del Comité Autónomo del Ejido Tila, quienes han causado divisionismos y terror en población, “pedimos se resguarde la integridad de mujeres, niños y adolescentes, víctimas de este ataque, basta a la violación de los derechos humanos de los pueblos originarios”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *