• Spotify
  • Mapa Covid19

A un año del colapso de la Línea 12 del metro, no hay detenidos

Una vida no puede valer 650 mil pesos, que quedes lisiado para toda tu vida ni puede valer 150 mil pesos, dice Teófilo Benítez, abogado de 12 de las víctimas.

A un año de la tragedia en la Línea 12 del Metro, la reconstrucción va lenta, no hay personas presas como responsables, y la fiscalía capitalina privilegió en este caso, pero de forma selectiva, la justicia restaurativa, con compensaciones monetarias para evitar juicios largos y tediosos.

A las empresas que, según la investigación oficial, de origen construyeron mal la obra, se les permitió evitar acusaciones penales con el pago económico a las más de 126 víctimas (26 muertos y más de 100 heridos). Pese a ello, aún hay afectados sin indemnización, y otros se dicen olvidados.

En contraste, según el abogado Gabriel Regino, la fiscalía capitalina negó a las 10 personas exservidoras públicas y representantes de empresas, a las que busca imputar lesiones, homicidio y daños a la propiedad, la posibilidad de mediar una reparación del daño con las víctimas para evitar ir a juicio.

“La respuesta de la fiscalía es no, no darnos autorización bajo ningún argumento más que la convicción política de que nuestros representados lleguen a un proceso penal”, indicó el litigante quien representa a cinco de los 10 presuntos responsables, entre ellos Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro.

Regino acusó que el Gobierno de la Ciudad de México no sólo está utilizando este caso con fines políticos, sino que, además, está protegiendo a Florencia Serranía, exdirectora del Metro.

“En México se dijo que ya no existe el fuero, pero en la Ciudad de México subsiste el fuero de amistad para Florencia Serranía, quien se mantiene en la impunidad y que en ningún momento ha sido citada a declarar ante la fiscalía; no se le ha tocado ni con el pétalo de una rosa”.

En entrevista dijo que en este caso no se quiere impunidad, pero tampoco arbitrariedades. “No vamos a permitir ningún proceso penal sin que se involucre a los verdaderos responsables, incluyendo a Florencia Serranía”, insistió.

La zona cero permanece sin cambios visibles, sin escombros, eso sí, pero aún con el hueco en el viaducto elevado como símbolo de la desgracia por la mayor tragedia en el transporte público de la capital.

La víspera del primer aniversario del fatídico suceso, entre las estaciones San Lorenzo Tezonco y Olivos la gente que pasa no deja de lamentar la mala planeación, diseño y construcción de esta línea del Metro que en menos de una década ha tenido que cerrar en tres ocasiones por fallas estructurales.

El lugar remueve aún el dolor a familiares de las 26 personas fallecidas, y a más de 100 heridas. La mayoría de ellos pasa todos los días por el lugar. “Al pasar por ahí revivo el momento, me vienen todos los malos recuerdos, siento coraje y a la vez tristeza por todo lo que hemos pasado”, explica a EL FINANCIERO Janneth Arzate, quien viajaba en el tren que se desplomó aquel día.

Para Marisol Tapia, madre de Brandon Giovanny, un menor de 12 que murió dentro de uno de los vagones, es tan grande el dolor por la pérdida de su hijo, que prefiere no hablar.

Las autoridades han advertido que más de 90 por ciento de las víctimas ya alcanzó un acuerdo reparatorio con las empresas constructoras. El 10 por ciento aún sigue peleando una justa reparación. “Con las vidas no se juega, una vida no puede valer 650 mil pesos, que quedes lisiado para toda tu vida ni puede valer 150 mil pesos, no vamos a permitir eso”, dijo Teófilo Benítez, abogado de 12 de las víctimas.

“Me ofrecen $2 mil al mes, ¿quién vive con eso?”

Nancy pide reclasificación de las lesiones, porque la diagnosticaron con lesiones de intensidad media, pese a que aún no supera la doble fractura de cadera y el esguince cervical, sigue bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico por estrés postraumático.

“No he firmado un acuerdo reparatorio porque no me han reclasificado el delito. Sigo estando como lesiones de intensidad media, cuando no es así. Los médicos han diagnosticado que no puedo cargar más de cinco kilos, no puedo subir escaleras, no puedo agacharme”.

“Hay gente que piensa que lo que quiere uno es lucrar y sacar dinero, cuando no saben ese proceso que llevamos. Mi vida cambió y la de mi familia desde el momento en que dejaron de hacer sus cosas para estar conmigo”.

“Por las secuelas que tengo me ofrecen un apoyo de 2 mil pesos mensuales, los cuales a la fecha no he recibido un solo centavo, ¿quién vive con 2 mil pesos mensuales?”.

“Yo ya no tendría la confianza de abordar el Metro aunque lo reparen, hasta ahorita me da mucho miedo, mucho pánico, es más no tolero siquiera ver la estructura, tengo que pasar agachándome o viendo para otro lado”.

“Dependo del medicamento y me han tenido que incrementar la dosis; incluso me he ayudado con terapia psicológicas y me dicen que el tratamiento va para largo”.

“Tardan mucho en darme el medicamento; me dicen que yo lo compre y luego se me hará una bonificación, pero tardan mucho”

“Gobierno de CDMX no voltea a ver a las víctimas”

“Tardé un largo tiempo para poder asimilarlo, y ver a mi familia preocupada queriéndome sacar adelante y ver que las autoridades no hacían nada, tener que acudir a un hospital privado… gracias a los vecinos, familiares y eso fue lo que me ayudó a ir saliendo”.

“Me lesioné el brazo, pierna, cuello, todo del lado izquierdo; me dan dolores, ya no puedo caminar como lo hacía; la pierna izquierda ya no la soporto, me empieza a doler”.

“Recuerdo cuando me encontraba tirado, gritos y la gente se acercaba a darme apoyo; recuerdo los gritos, la oscuridad, el polvo, el estar ahí con el dolor del hombro, quererme salir y después escuchar mucha gente que gritaba ‘¡ayúdenme!, ¡ayúdenme!’. Ver gente, con sangre, golpes”.

“A Claudia Sheinbaum le diría que no se cuelguen una medalla de haber logrado algo que no han hecho, porque ella no ha volteado a ver a las víctimas. Nunca se acercó con nosotros, nunca nos envió una carta de condolencias, nunca nos dieron una atención hospitalaria. A mí, por lo menos, me negaron la revisión al 100%, fue una revisión mediocre, me dijeron que yo tenía que pagar mis medicinas; la jefa de Gobierno nunca tuvo esa hermandad de recibirnos. Yo le pediría que fueran más humanos”

“Yo no voy a volver a usar la Línea 12, la verdad, si se colapsó un pedazo que lo hicieron de la misma forma que el resto, quién me garantiza que esto no se va a repetir. A Florencia Serranía le diría que dé la cara”.

“Que demuelan la línea para que nadie sufra esto”

“Busco justicia. Nos tachan de interesados, pero no, lo que buscamos es que se esclarezcan los hechos y que se haga bien esa línea o de lo contrario que se demuela, porque está muy mal hecha y que el día de mañana ninguno de nuestros familiares u otra persona sufra lo que estamos pasando nosotros”.

“Salía de trabajar, tomé el tren en la estación Periférico Oriente y me iba hacia Nopalera. En ese lapso ocurrió el derrumbe. Sufrí lesiones en la columna vertebral, una fisura en clavícula y golpes en las costillas, además de afectaciones postraumáticas”.

“Además estoy en tratamiento psiquiátrico. Sí recibí atención de servicio médico, únicamente, pero el médico al que tengo que ir está a dos horas y con las afectaciones de cadera y costillas se complica el traslado. No recibo apoyo económico para los traslados ni medicamentos”.

“Me ofrecieron trabajo en el Banco del Bienestar, pero me hicieron llenar una solicitud, como cualquier otra persona, y al final de un proceso de selección me dijeron que no, que no me había quedado y pues ahí dejaron todo, ya no me buscaron y aunque yo he insistido ya no me hacen caso”.

“Dando y dando aplican los apoyos, a cambio de una firma por un reparo que dio Carso. Me dijeron que eran daños más leves y que no iba a tener una resolución, ya que lo mío se sana en un mes. No he sanado a un año; tengo una bola y no puedo girar el cuello, no puedo estar mucho tiempo sentada, no puedo estar mucho tiempo parada”.

Con información de: Financiero

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.